Eric Nepomuceno; Fernando Basso; Sandra Russo y Guillermo Saccomano estuvieron en la mesa “Leer y pensar las resistencias”

El escritor y periodista brasileño, Eric Nepomuceno; el politólogo, Fernando Basso; la escritora y periodista, Sandra Russo y el escritor Guillermo Saccomano fueron los protagonistas de la mesa “Leer y pensar las resistencias”, en lo que fue la segunda jornada del Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Literatura que se realiza en Resistencia.

La mesa estuvo coordinada por el rector de la Unidad Educativa Privada de la Fundación Mempo Giardinelli, Oscar Yaniselli.

“Hoy no padecemos las dictaduras salvajes pero la realidad volvió a las sombras”, consideró Nepomuceno al hablar del contexto político y social que vive tanto su país como la Argentina. Dijo que Brasil está en un franco retroceso y señaló que otra vez, al igual que en su juventud, hay que volver “a resistir”. “Resistir para sobrevivir”, dijo.

“Tenemos que resistir, leer y escribir. Tomar conciencia de lo que no quieren que sepamos aquellos que defienden los privilegios de los privilegiados de siempre”, afirmó.

Habló también sobre la necesidad de insistir en el arte, la literatura y la poesía, no sólo para entender la realidad sino para mirar más allá. “Muchas veces el arte nos ha anticipado la vida, nos ha enseñado la vida. Porque la vida sola no es suficiente”, indicó.

Fernando Basso, politólogo de la Universidad Nacional de Buenos Aires, cuestionó en duros términos la política educativa que viene implementando el gobierno nacional. “No solamente no somos ingenuos sino que entendemos lo que están haciendo y cuál es su objetivo”, dijo.

“¿Cuál es el lugar de la resistencia?”, se preguntó Basso. “La respuesta es el aula. No hay mejor lugar para resistir su embate sobre todo porque ahí no se animan a entrar. Porque como cualquier capitalista neoliberal, la intersubjetivad solo tiene importancia cuando se trata de obtener ganancias vendiendo algún producto. Ninguno de ellos pisó jamás un aula como docente en una escuela pública. No tienen ni idea qué significa el hecho pedagógico ni mucho menos las derivaciones personales que puede producir la magia de un docente cuando se cierran las puertas de un aula”, aseveró.

Lenguaje y género

Sandra Russo, por su parte, abordó la resistencia desde el punto de vista del lenguaje y el género. “En materia de género creo que hay que volver a una suerte de grado cero para volver a pensarnos como mujeres y como varones, relacionalmente. Porque todo lo que pasa en relación a la violencia y los femicidios no tiene que ver con las mujeres por un lado y los varones por el otro. Es una cuestión relacional. El patriarcado es una cuestión relacional”, afirmó.

“El lenguaje es patriarcal. La gramática es patriarcal”, dijo Russo y brindó como ejemplo a las decisiones que toma la Real Academia Española. “La RAE dice que se debe decir ‘todos’. Y no ‘todas y todos’. La RAE no está entendiendo que a esta altura tenemos la necesidad vital e histórica de ser visibles y tener voz propia y que las mujeres exigimos ser nombradas por nuestro propio género. Por eso esta resistencia feminista empieza sobre la resistencia en el lenguaje. Eso debemos hacer para desmalezar todas las otras luchas también”, añadió.

Para cerrar, Guillermo Saccomano reconoció que actualmente se viven “épocas difíciles”. “Y es increíble que se vuelva a repetir la historia, a veces como tragedia y a veces como farsa, como dijo Marx”, citó.

Hizo hincapié en la necesidad de preguntar y cuestionar la realidad establecida. “Somos el lenguaje que nos bordea desde que venimos al mundo. Somos lenguaje pero el lenguaje también es herramienta historia y contexto”, sostuvo.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry