La reciente resolución del Directorio del insssep N° 3759/17 que cambia la modalidad de las derivaciones médicas del organismo no hace otra cosa que mostrar que las autoridades provinciales están decididas a reducir costos sin importarle la salud de los afiliados. No hay que ser muy inteligentes para darse cuenta que bien podrían achicar sus gastos de muchas maneras sin necesidad de afectar la calidad de prestación del servicio que de por sí es bastante precaria. Ni hablar de que si realmente les interesara el afiliado lo primero que harían es luchar en contra del plus médico, una modalidad que expresamente está prohibida por ley y que sin embargo es avalada por las autoridades que miran para otro lado sin aplicar sanciones y pretendiendo que los propios pacientes sean los policías y denunciantes de los médicos que aplican esta modalidad.

Está claro que con esta medida siguen privilegiando a la corporación médica ya que de esta manera justifican un incremento de aranceles y tercerizan el área de derivaciones hasta poniendo en duda la capacidad y responsabilidad de quienes estaban a cargo hasta ahora.

Poner a terceros con intereses personales en el contralor de los servicios que presta el Insssep es poner a cuidar al zorro a las gallinas, y todos ya sabemos quién termina ganando en esta relación.

 

Rubén Ramírez

Secretario Adjunto STM

Obligado 849

 

Emilio David Capello

Concejal Movimiento de Trabajadores Municipales

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry