La escuela de Tae kwon Do SHI JAK, un ejemplo dentro y fuera del cuadrilátero

343

Visitaron la redacción de Primera Línea, el director de la escuela de Tae Kwon Do Rubén Morales, junto con los alumnos Marisol Quintana, que recientemente se hicieron de dos medallas cada uno en el torneo Mundial que se realizó en la ciudad de Corrientes. Comentaron sobre los trabajos de este deporte pero también resaltaron los valores que se imparten con dicha disciplina.

Más de 30 alumnos de la escuela estuvieron participando del Mundial en la vecina provincia entre niños, juveniles y mayores, de los cuales cuatro pertenecen a la selección argentina.  Se trata del mismo Franco, junto con Claudia Molina, Leonardo Morales y Flavio Flores.

“Ganamos en las individualidades en forma y lucha. Traer medallas de oro, plata y bronce, es un orgullo, además de poder participar de un mundial que no es muy común porque  a veces es imposible ir por los costos”, reconoció Morales cuya escuela representó a la Argentina de entre más de 20 países que participaron.

Maxi Franco reconoció que “fue un torneo muy difícil, con los mejores competidores a nivel mundial”. Él compitió  en categoría individual de hasta 80 kg. “Hice más de 6 peleas para llegar a la final. Por equipo ganamos a Uruguay, y luego peleamos la final contra Estados Unidos y logramos ganar el oro, que se quedó en casa”.

“Fueron varios meses de entrenamiento y por suerte se dieron los frutos de entrenar. Es algo que personalmente me apasiona, amo lo que hago y desde los 4 años que estoy junto a Rubén, toda mi vida dediqué al tae kwon do” continuó.

Franco ya participó del Mundial que se realizó hace dos años en Inglaterra donde obtuvo el subcampeonato en individual y fue campeón con el equipo.

Por su parte,  Marisol Quintana, luchó en categoría de adultos. “Competí con una correntina, no fue fácil la pelea y gracias a dios pude pasar a la segunda fase, competir por el primero y segundo puesto, fue algo complicado porque competí con una compañera de la misma escuela” remarcó.

En tanto que en forma, “se dio la oportunidad y salí tercera”. Para ella también “es un orgullo representar a la escuela y a la Argentina. Los resultados se vieron en ese momento”. Entrena fuertemente desde los 9 años para poder ser una de las representantes de la escuela.

La Escuela Do SHI JAK está abierta desde hace 25 años y lo que empezó como un emprendimiento entre padre e hizo, hoy cuenta con más de 100 alumnos en Resistencia y más de 60 en el interior de Chaco.

Morales explicó que se trata de algo más que Tae Kwon Do, porque “tiene unos cuantos valores que a la sociedad le viene bien”, también para evitar prejuicios comunes.

“La gente dice tae kwon do y dice que va a pelear afuera, pero es totalmente al revés. ¿Querés competi?, vamos  a un torneo, por puntos”, pero reconoce que no es ese solo el objetivo que tiene.

“Mejor me gustaría que sea una buena persona. Que evite las peleas afuera, los excesos de cosas que no te vienen bien y que formemos gente de bien para el día de mañana”.

En este sentido se explayó: “El tae kwon do sos vos. Acá, en un boliche, en la escuela en tu casa. Lo mejor es el respeto, acá no se trata de quien pega más o quien tiene más fuerza, se trata de formar gente de la mejor manera. Por eso es un estilo de vida”.

El local se encuentra en avenida Italia 461 y cuenta con horarios flexibles para quienes deseen sumarse, además de tener clases privadas para aquellos que requieren un poco más de atención por tener problemas de relaciones con los demás.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry