Hace pocos años, la Municipalidad remodeló las fuentes de agua que están en el centro de la plaza 25 de Mayo y las mismas otorgaron un nuevo paisaje urbano a ese punto neurálgico de la ciudad de Resistencia.

Lejos de aquellas luces que se complementaban con los chorros de agua provenientes de las nuevas instalaciones (aunque varias veces no funcionaban todas), actualmente puede observarse que el suelo de madera presenta daños y fisuras que pueden provocar accidentes para los miles de transeúntes que cada pasan por allí, considerando que un gran porcentaje es de niños con sus familias.

Además, faltan focos que desconocemos si fueron robados o si serán reemplazados. Como sea, sería una lástima que esta situación continúe en una plaza que los últimos años progresó en cuanto a infraestructura se refiere.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry