La nieve virgen, seca, fría y con poca humedad que le otorga varios días de duración, está presente en el ocaso de esta temporada de invierno -se extiende entre junio y septiembre- para júbilo de los amantes del esquí, tanto profesional como amateur, el snowboard, y las caminatas con raquetas.

Los paisajes de este centro de esquí se destacan por los colores que brindan las distintas gamas de verde de su vegetación y por su silencio, que facilita el contacto con la naturaleza. "Este parque tiene la temporada de invierno más larga que el resto" porque "los cerros donde se desarrollan las pistas tienen mucha sombra, lo que hace que la nieve se derrita menos y tenga una excelente calidad casi hasta fines de octubre", dijo a Télam el gerente de La Hoya, Diego Alonso.

Asimismo, la calidad de la nieve en primavera permite la práctica del esquí y el snowboard con ropas livianas, y según el secretario de Turismo de Esquel, Diego Lapenna, esta característica "hace que este parque sea diferente al resto". Los fuera de pista de este Centro de Alta Montaña permiten disfrutar de la sensación natural de deslizarse sobre terrenos con nieve virgen, sin el pisado que realizan las máquinas en las pistas.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry