Visitaron la redacción de Primea Línea, tres integrantes de Delicias Para el Alma, emprendimiento que busca la inclusión de personas con discapacidad y que demuestra día a día que es posible vivir en una sociedad que cuenta con una salida laboral para todos.

Carla y Candela trabajan en la confitería de chicas ubicada en Pelegrini al 690 y Guillermo hace lo mismo en la de chicos, (Entre Ríos 491). Los tres estuvieron acompañados por Rocío Delsín, del Instituto Girasoles, que tuvo la idea de comenzar con esta iniciativa que ya lleva tres años.

Recientemente ambos locales estuvieron cumpliendo años (un año el de chicas y tres el de chicos), el cual celebraron con dos bandas a puro baile.

Carla comentó que ellas mismas elaboran, “chipá, medialunas, pepas, bizcochos. Nosotros hacemos la masa y cocinamos. La gente nos pide el menú y le damos para que se sirvan y levantamos el pedido”.

Atienden de 8 a 12 a la mañana y de 17 a 21. Son seis chicas que se dividen el trabajo en dos turnos de tres. “Llegamos, abrimos y uno va a la cocina, otro lava, uno se pone a hacer chipá y salimos a vender los productos”, comentó.

Mientras tanto, Guillermo contó que ellos elaboran también los mismos productos e incluso salen a venderlos. “En total somos 8 divididos en dos turnos de cuatro”. Guille además de trabajar en Delicias Para el Alma también se desempeño en un conocido supermercado de Resistencia.

En tanto, Candela divide su tiempo entre el negocio y su labor como maestra jardinera en una salita de 3 años del Barrio Vial. En Delicias para el Alma, agregó que también elaboran “licuados de durazno, naranja y banana”, todo hecho con frutas  frescas.

Rocío Delsín remarcó que el emprendimiento es pionero porque logró que los jóvenes emprendedores hoy en día se manejen de manera independiente y autónoma, después de un trabajo de muchos años.

Para ella lo importante es “ir tomando conciencia como sociedad de que es posible un mundo más abierto donde podamos estar incluidos todos. En donde ellos son protagonistas de sus propias vidas y que con apoyo van logrando desenvolverse y participar activamente en nuestra sociedad”, remarcó.

“Cuando hablamos de ir tomando conciencia social el primer núcleo fundamental es la familia, con quien hay que trabajar para que puedan abrirse a este proceso donde ellos van empoderándose para salir hacia ‘el ruedo de la vida’, como le decimos nosotros. Hay todo un trabajo previo para que puedan ir realizando las habilidades y las actividades como ellos mismos” afirmó.

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry