n Georgia –país ubicado en la costa del mar Negro– se encuentra el Pilar Katskhi, una roca de 40 metros de altura que sobresale entre el verde del paisaje. Este aislado lugar lleno de misticismo se convirtió en un espacio de culto desde que el hombre se estableció en la zona.

En la cima de la roca se encuentra un pequeño templo que fue construido por la Iglesia Ortodoxa de Georgia. Allí vive Maxime Qavtaradze, un solitario monje que se dedica a rezar y estudiar las sagradas escrituras.

Para acceder se debe utilizar un sistema de andamios hasta la primera mitad y luego una escalera de hierro conduce hacia la cima. Por ese camino se transportan los elementos que el monje necesita para vivir diariamente y ocasionalmente suben vecinos para escuchar sus sermones. La única prohibición en el lugar son las mujeres.

Se calcula que la iglesia original fue construida en el siglo VII y abandonada entre los siglos VIII y IX. Recién en 1944 se registra un nuevo ingreso al lugar: un montañista que se atrevió a subir por las paredes de la gran roca y encontró en la cima los restos de su último habitante. En 1955 se edificó la nueva iglesia y volvió a tener actividad religiosa.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry