Tigre va Vélez Foto Juano Tesone

Vélez dio una muestra de carácter tras un discreto primer tiempo y goleó 3-0 en Victoria a Tigre, en el inicio de la Superliga. El equipo de Omar de Felippe tuvo un segundo tiempo voraz con los goles de Maxi Romero -2- y Federico Andrada, más la seguridad del arquero Alan Aguerre y el liderazgo futbolístico de Matías Vargas. El conjunto de Liniers -además- sumó tres importantes puntos para engrosar su promedio.

Tras un primer tiempo intenso, pero con poco brillo, el marcador se mantuvo en blanco a pesar de que el local contó con buenas situaciones de gol. "Me gustó el equipo, tuvimos intensidad", dijo Ricardo Caruso Lombardi, el entrenador de Tigre, en declaraciones para la TV durante el entretiempo.

Pero en el inicio del complemento, Vélez pegó primero. A los 7, Matías Vargas envió desde la izquierda del ataque un centro preciso al segundo palo para Maxi Romero, que se estiró en el aire y definió al gol para poner el 1-0 de Vélez, en Victoria. El primer grito de la historia de la Superliga fue un golazo.

Después, Tigre se instaló en campo rival en busca del empate. Pero el arquero Alan Aguerre salvó su arco en tres oportunidades. Una vez que Vélez salió del asedio, no perdonó. Otra vez Vargas apiló rivales por la izquierda y habilitó por derecha a Gastón Díaz, que llegó libre al área. El volante metió un gran centro de tres dedos para Federico Andrada, que marcó el 2-0 con un cabezazo, a los 23. Enseguida, Romero quedó mano a mano, pero definió por encima del travesaño.

A los 30, otra vez Vargas comandó el ataque de Vélez desde la izquierda hacia el centro, pero en esta ocasión metió un gran pase entre líneas para Romero que sacudió el arco de Julio Chiarini con un zurdazo violento. La visita goleaba 3-0 y Aguerre volvía a evitar el gol de Tigre ante un cabezazo en el área chica de Carlos Luna.

El partido era cosa juzgada. Tigre buscó un descuento que no iba a llegar para aplacar un poco su vergüenza deportiva. Y Vélez festejó un triunfo implacable que se sostuvo desde las manos de Aguerre, la conducción de Vargas y los goles de Romero, que a los 18 años (34 partidos -15 como titular- y 7 tantos en Primera) irrumpe como una gran promesa para el fútbol argentina y esta semana será sparring de la Selección de Jorge Sampaoli.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry