El abogado Pablo Alegre, miembro de la Comisión Revisora y Redactora Código Ambiental para la ciudad de Resistencia y Alfredo González, de Vecinos Autoconvocados visitaron la redacción de Primera Línea para comentar detalles sobre la iniciativa que podría ser aprobada a fin de año y que prevé en uno de sus apartados, el tratamiento sobre los residuos sólidos urbanos, junto con la posibilidad de que se instale una planta recicladora.

Si bien en el proyecto se tratan todos los tipos de residuos, hay un apartado especial en lo que refiere a los residuos sólidos urbanos, que también son entendidos como un flagelo por el proceso de consumo, el desecho y de ahí la importancia ver la gestión de los mismos.

“El Código lo que hace esa adherir a las normas, nacionales y provinciales y en función de eso va regulando cuestiones. Lo que busca es prevenir la producción del residuo, que haya una separación en origen de los mismos y que se lo vea como un recurso. Para esto se prevén herramientas en promoción, educación, incentivo, etc.”, explicó Alegre.

Otro tema no menor es el de los grandes generadores de residuos. Se prevé que la autoridad de aplicación cree un registro con una disposición diferenciada a los demás y eventualmente se tendrá que crear un impuesto, una suerte de “Eco Taza”, que también el código la crea.

El Código también entiende al residuo como un recurso que pasa a pertenecer al Municipio una vez que se deposita en la vía pública. Además, establece acerca de la prohibición de la quema de basurales a cielo abierto, basurales clandestinos, prohíbe la tarea del ‘cirujeo’” y agregó: “La idea es reglamentar cada uno de los puntos, para lo cual ya estamos dialogando y obteniendo respuestas”.

Por su parte, Alfredo Gonzales trajo su propuesta para trabajar en la Planta de Tratamiento de Residuos. “Nuestra idea es respetar al cartonero, se le enseñará a trabajar en cooperativa o empresa. Se le enseñara sobre reciclado y en el macro centro habrá otro sistema, el domiciliario, que retirará todo lo que sea reciclado. En los barrios se verá la posibilidad de sacar los grandes basurales. Para eliminar eso hay que ir con educación, enseñar al vecino a preparar su bolsa de basura. Un camión especial lo pasará a retirar, y ya se verá cómo será. El residuo sólido será una recolección continua”, explicó.

Acerca de la planta de tratamiento que en principio se instalaría cerca de la terminal de ómnibus, dijo que eliminará muchas horas de camiones, ya que los vehículos no irán hasta donde actualmente se depositan, sino a un centro de separación.

“Se dividirá lo orgánico y lo sólido se llevará directamente al María Sala con camiones de gran capacidad. Se reducirá de 4 a 1 camión. Las compactadoras reducirían 3 mil horas de camiones, los que serían destinados luego a la recolección de los barrios. Con los grandes generadores pasa lo mismo, que hoy día sacan su basura con camiones particulares.  Hoy en la actualidad los grandes generadores no sacan la basura, sino que se los dan a los carros”, continuó.

La idea con esto es erradicar la presencia de los carros en el micro centro, no así en los barrios, “porque no nos olvidemos que el carro es un elemento de la gente más humilde, así que no vamos a la eliminación del caballo” aclaró.  No obstante, “vamos a generar trabajo hacia esa gente, para que sea reemplazado el carro por camiones compactadores de la Municipalidad”.

En este aspecto, la idea también es la de cambiar el horario de sacado de residuo en el micro centro, y llevarla al mediodía hasta las 15 horas.

Iniciativa y educación ciudadana

“El jueves estuvo con nosotros Capitanich y nos comentó que la planta está en proceso. Nos faltaría buscar la parte de disposición final”, dijo teniendo en cuenta que la iniciativa del intendente no la contempla.

“Lo que buscamos es que se haga una planta con un generador para energía eléctrica. Se quema la basura y eso produce el calor”, además de que “existe basura orgánica que sirve para la tierra, como elemento pastoso, que es muy bueno para la tierra, como fertilizante y verduras”.

En este aspecto, Alegre dijo que se el Código se encuentra en constante análisis para su aprobación, aunque también habrá una audiencia pública para dar a conocer la normativa completa y luego podría ser sancionado.

“Esperamos que sea lo antes posible, sí hay un fuerte acompañamiento por parte de la presidencia del Concejo, el cual entiende la problemática. Todo se prevé que se irá realizando en forma gradual paulatina. No son decisiones drásticas. Y sobre todo ver al residuo como un recurso que puede tener su rédito y a partir de la conducta de consumo” finalizó.

 

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry