Un esqueleto humano fue hallado en una excavación que realizaban unos jornaleros en una ladrilleria de Taco Pozo.

Personal de la comisaría acudió ante un llamado telefónico y constató la veracidad del dato comunicando la novedad a la justicia. Tomando los recaudos y cumpliendo con el protocolo para éstos casos, las piezas fueron juntadas y remitidas al gabinete forense del Poder Judicial de la provincia. Los peritos tratarán de identificar a quien pertenece.

El macabro hallazgo se produjo ayer, alrededor de las 9.30 en un terreno que ocupa una ladrillería situada en las afueras de la localidad de Taco Pozo, situado a unos 482 kilómetros al oeste de la capital chaqueña.

Tres hombres sacaban tierra para preparar la masa destinada a la producción de ladrillos. Al avanzar en la excavación, uno de los trabajadores advirtió que su pala chocó contra algo duro e insistió hasta sacarlo y se dio cuenta que era un hueso. Volvió a hundir la pala y aparecieron más huesos.

Despejaron la tierra y se asomó la silueta de un esqueleto humano por lo que dejaron todo y fueron a avisar al propietario de la ladrillería. Quedaron asombrado por el inesperado descubrimiento.

Alertada la Policía, personal de la comisaría local concurrió a verificar y una vez que lo constató se hizo la comunicación a la justicia desde donde se ordenaron una serie de diligencias para preservar la prueba.

No hay presunción si correspondería a una mujer o a un hombre ni el tiempo que llevaba sepultado. Además de los huesos se hizo una excavación cuidadosa en torno a la fosa que ocupó el cadáver en busca de alguna evidencia que ayude a la investigación.

La Policía tratará de reunir datos en base a testimonios de pobladores de la zona sobre conocimiento si en los últimos años desapareció algún vecino o si saben sobre la sepultura en ese lugar de alguna persona y que se mantenía en reserva. El dueño de la ladrillería será convocado como uno de los testigos.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry