El Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) presentó su informe mensual que reveló cuánto dinero necesitó un grupo familiar para cubrir sus gastos alimenticios y de bienes y servicios, para no estar bajo la línea de pobreza.

De acuerdo a la medición mensual del Índice Barrial de Precios (IBP) en comercios barriales del Gran Resistencia y la localidad de Presidencia Roque Sáenz Peña, en el mes de julio una familia de 4 integrantes (dos adultos y dos niños pequeños) necesitó $5261.86 para poder alimentarse durante 30 días y no caer en la indigencia. En tanto que para cubrir los gastos mensuales de su Canasta Básica Total (CBT) y mantenerse por encima de la  línea de pobreza, requirió $12891.55.

Patricia Lezcano, coordinadora del Instituto explicó que “los precios de los alimentos descendieron en julio en promedio un -2.09% respecto del mes de Junio y en los últimos 7 meses del 2017 la CBA lleva un acumulado del 5.34% mientras que la CBT aumentó 7.09%”.

Asimismo, comentó: “Una familia de dos adultos y dos niños pequeños que en diciembre gastaba  $4995.01 en alimentos, luego de 7 meses necesitó $ 266.85 más para solventar mismos requerimientos y $853.57 más para cubrir la CBT”.

“El rubro carnicería aportó un descenso de -2.41%, los productos de verdulería  -2.18, mientras que los productos de almacén tuvieron una baja de 1,83%” continuó Lezcano.

“El deterioro del poder adquisitivo de los ingresos de la población más vulnerable afecta fuertemente  la economía familiar que ahora se ven obligados a recortar en las compras. El no poder acceder a los productos necesarios para una adecuada alimentación como son los quesos, yogurt, carnes, la leche, las frutas  entre otros,  repercuten en los altos niveles de malnutrición que afectan a los de los sectores de menores recursos” finalizó.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry