Autoridades y especialistas del Ministerio de Salud Pública remarcaron la importancia de sostener acciones que atiendan la problemática mundial de malnutrición, que también afecta a los niños chaqueños. Desde la dirección de Materno Infantil remarcaron que los índices de sobrepeso y obesidad van en aumento y es la principal causa de las enfermedades crónicas no trasmisible.

El directordel área Materno Infantil, Gabriel Lezcano remarcó la importancia de fortalecer los conceptos relacionados a una alimentación saludable. Así especificó que de acuerdo a los índices del sistema de control antropométrico infanto-juvenil,que se aplica en toda la Provincia, de 10.035 niños y jóvenes,el 27,4% presenta malnutrición en exceso, es decir padecen de sobrepeso o fueron obesosy un 8,4% tienen bajo peso o riesgo de bajo peso.

“Frente a estas cifras, la malnutrición por exceso representa la mayor alarma, coincidiendo con la tendencia a nivel mundial”, afirmó Lezcano y señaló que la cartera sanitaria trabaja esta problemática de manera prioritaria. “Llevamos adelante estrategias que atienda al binomio madre-hijo y el seguimiento nutricional del niño durante su crecimiento”, afirmó.

Así especificó que la intervención más importante está enfocada en“los primeros 1.000 díasde vida”, “porque cualquier evento en este período afectará y condicionará el resto de la vida del paciente”. En la misma línea explicó que debido a esta condición los equipos de Salud realizan los controles y una atención especial durante el embarazo, parto, puerperio y primera infancia (hasta los dos años).

Cifras locales

Según los registros oficiales de la cartera sanitaria, el 57.3% de niños y jóvenes tienen un óptimo nivel de nutrición, mientras que la población que presenta algún grado de alteración nutricional se dividen en: 17,2%con sobrepeso, 10.2% fueron obesos, 8.2% padece baja estatura, 4.5 % posee riesgo de bajo peso y3,9% presenta bajo peso.

Lezcano señaló que la obesidad y la desnutrición es una misma enfermedadque tiene dos polos; “sin embargo el impacto de la malnutrición por exceso es mucho mayor y la recuperación más costosa”, aseveró. Asimismo explicó que los pacientes con obesidad y con baja talla son los futuros adultos con alta probabilidad de padecer “Síndrome Metabólico” -Niveles de glucosa elevados en sangre, Hipertensión Arterial, Dislipidemia- responsable de generarinfarto agudo de miocardio, accidente cerebrovascular, obesidad, diabetes, artritis, entre otras.

En el mismo tenor indicó que este síndrome, durante el período agudo de la enfermedad y en la rehabilitación, genera un gasto extraordinario en Salud y también en el presupuesto de las familias involucradas.

“Los equipos sanitarios trabajan en estrategias de abordajes combinadas y multifocales ya que los orígenes de estas alteraciones son multicausales”, sostuvo Lezcano y remarcó que gran parte de las acciones inician en la atención primaria de la salud.

Nutrición durante el embarazo y primeros meses

Durante el período de embarazo (270 días) además de los controles básicos de salud, las pacientes reciben la asesoría nutricional, que incluye recomendaciones alimentarias acordes al estado clínico de la gestante. Cabe recordar que también se efectúa acciones de prevención de anemia ferropenica (con sulfato ferroso y ácido fólico), que el Ministerio entrega en las consultas ambulatorias, que se realiza desde los efectores del sistema.

En cuanto al recién nacido, se lo evalúa a través de la antropometría(mensual y obligatoria) hasta los dos años de vida. Además para evitar la anemia del lactante se realiza la administración de sulfato ferroso (hierro) distribuido por Salud desde los 4 meses de vida hasta el año y medio de niño.

La alimentación inicial

La dieta de inicio a los 6 meses de vida es primordial en la futura nutrición del niño ya que es el momento en que se trasforma en una acción de socializaciónalimentaria (paulatinamente hasta los 2 años) condicionando una futura alimentación balanceada y ordenada fundadada desde el núcleo familiar.

En el niño mayor de dos años la alimentación se mantiene en relación a lo aprendido hasta ese momento. En ese sentido el especialista subrayó quela lactancia materna tiene una connotación socio-afectiva importante para el niño.

“Los equipos sanitarios realizan una vigiliasanitaria para que los casos que no cumple con las condiciones fisiológicas esenciales, sean reencausados en el sistema de Salud para su intervención específica multidisciplinaria si el caso lo requiere.

Así detalló que en los casos de sobrepeso y obesidad infantil, es importante evaluar integralmente al paciente para la elaboración de estrategias particulares de intervención. “Es vital contar con el ordenamiento de la calidad y cantidad de los alimentos, también el acompañamiento familiar, la estimulación de la actividad física y acciones quefavorezca la autoestima del niño”, concluyó el director de Materno Infantil.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry