Ayer se supo que Ángel De Brito y su equipo de abogados pudieron ponerle punto y final a las extorsiones que sufrió el periodista desde el 2020, lo cual llevó a que se filtre cómo es el perfil del hombre de 34 años que estaba detrás de este delito y cómo llegó a tener acceso tan cercano al famoso.

Infobae develó todos los detalles del expediente del caso del presentador de televisión, el cuál habría iniciado el 24 de julio del 2020, justamente cuando Pampita anunció públicamente que había sido víctima de un hackeo en su cuenta de WhatsApp durante varias horas. Ese mismo día, a eso de las 15:15 horas, Ángel de Brito recibió la primera amenaza por mensaje.

Una de las razones por las que la Justicia está casi segura de que este sujeto, que ya está detenido y cuyo nombre es Hernán Raúl Gervasoni, es la misma persona que ingresó ilegalmente al WhatsApp de Pampita, tiene que ver con la primera llamada que De Brito atendió de parte de él y sobre la cual declaró para el expediente: "Escuché como me amenazaban afirmando que si no cumplía con los mensajes efectuados la iba a pasar muy mal. Además de que me iba a salir más caro y que iba a sufrir las mismas consecuencias que Pampita".

Quién es el hombre que extorsionó a Ángel de Brito

Según lo detallado por el periodista Martín Candalaft para Infobae, Hernán Raúl Gervasoni fue sorprendido por la Policía de la Ciudad en su domicilio en el barrio 9 de Abril de Esteban Echeverría el pasado jueves, mientras vestía una remera, un short deportivo y zapatillas, y aunque intentó asegurarles a las autoridades que se trataba de una equivocación, fue detenido ya que las investigaciones apuntaban a que era la dirección desde donde se enviaban las amenazas a Ángel de Brito.

Todo indicaba que Hernán Raul lo único que quería era un video con un saludo de De Brito, pero desde el primer momento la solicitud fue hecha bajo un tono de amenaza e incluso aseguró que en caso de que no accediera a su petición, publicaría unas supuestas fotos íntimas del periodista.

Los escalofriantes mensajes que recibía el conductor expresaban: "Hola, es sencillo. Tengo tu número de teléfono. Sabés lo que supone eso. No quiero sonar desagradable pero quiero pedirte un saludo en video. Sino escracho tu número y tus fotos... No me suelen conocer por tener mucha paciencia. Le doy hasta las 16 para obtener una respuesta. Esta es su última oportunidad".