Con pedidos dispares, la querella y la fiscalía pretenden que Andrea Torres Condado sea condenada por la muerte del profesor de tenis Rubén Re, ocurrida en febrero de 2013 en la localidad de Paso de la Patria. La viuda de la víctima solicitó la suma de 47 millones de pesos. La sentencia recién se dará a conocer el 14 de septiembre.
El debate comenzó ayer pasadas las 9.30. En primer término, realizó las conclusiones la querella a cargo de los Dres., Francisco Leguizamón y Carlos Navarro. El primero de los nombrados resaltó que la  querella, en forma conjunta con los familiares, no iba a solicitar la muerte en la imputación, sino que solamente lo haría por el abandono, pidiendo la pena de 3 años en suspenso por la aplicación de la regla de conducta.
A su turno, el doctor Navarro solicitó, en concepto de resarcimiento económico, lucro cesante y pérdida de chance, la suma total de $47 millones de pesos, esto es 12 millones para Lucila, 8 millones para Juliana y 27 millones para Silvana, las dos primeras nombradas son las hijas de Re y la última, su viuda.
Tras un breve receso,  hizo uso de la palabra el fiscal Gustavo Schmitt, en representación del Ministerio Público, quien solicitó la pena de 7 años de prisión por el delito de abandono y muerte de Rubén Re.
Luego de un cuarto intermedio, pasadas las 12 fue el turno de la defensa de Andrea Torres Condado.
El doctor Julio Leguizamón, tras una extensa oratoria, solicitó la absolución de su defendida y entiende que no está probado que Andrea haya participado en el hecho y, por consiguiente, si no está probado el hecho no tiene sentido el pedido de resarcimiento que realizó la querella. El Tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta el 14 de septiembre a las 8. Ese día se le dará la palabra a la imputada y luego pasará a deliberar, para finalmente dictar sentencia. La esposa de Rubén Re, Silvia Esquivel, expresó: “Esperamos que se haga justicia y se sepa; la condena social ya la tiene, yo ya la expuse”.
“Creo que hay pruebas suficientes y, si no hay acá una condena, iremos a la Corte Suprema, porque en algún lugar va a ser condenada”, afirmó.
“Está probada la relación, que ella estuvo ahí y que ella sabe lo que pasó. Yo lo único que quiero es que, simplemente, se sepa la verdad de cómo fueron las cosas”, remarcó.
Por su parte, el fiscal de la Cámara en lo Criminal N°2 de Capital, Gustavo Schmitt, sostuvo que “la querella modifica la carátula poniendo como abandono simple y este Ministerio sostiene la acusación del requerimiento de elevación a juicio”.
En este sentido, enfatizó que “en mucho tiempo de trabajo creo que es la primera vez que veo que la querella, que es la que generalmente pide penas más severas, opina disminuyendo penas y responsabilidad. Hay algunas contradicciones, pero yo no me voy a meter en la querella".

 

Fuente: El Litoral de Corrientes

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry