María Teresa Celada, concejal de Resistencia por la UCR, presentó un proyecto de Ordenanza donde se busca garantizar mayor seguridad a menores de edad, a través de la prohibición a los menores de 12 años a circular en motocicletas.

Según el comunicado, el proyecto busca establecer una prohibición absoluta para menores de 5 años, y una prohibición relativa para los menores de 12 años.

Consultada por la iniciativa, la concejal Celada detalló que “hay una necesidad de regular el transporte de menores en ciclomotores, motocicletas y similares”.

“Por ello, este proyecto pretende dar respuesta a los vecinos de la ciudad que manifiestan su preocupación ante la gran cantidad de accidentes de tránsito protagonizados por motocicletas y similares, que se producen a diario y que tienen en muchos de ellos a menores de edad como protagonistas”.

Detalló además, de acuerdo a lo expresado por el texto de su proyecto, que “la Ley Nacional de Tránsito N° 24.449, nada dice en relación a la presencia de menores en las motos, generando un vacío legal, y sobre ese vacío queremos legislar, en el marco de nuestra competencia como concejal, para salvar vidas e intentar ayudar en la mejora del tránsito de Resistencia”.

Agregó la edil que “el objetivo principal de este proyecto es establecer normas específicas aplicables, que prohíban que menores de 12 años circulación en ciclomotores, motocicletas y similares, ya que son ellos los que habitualmente enfrentan situación de alto riesgo, poniendo en peligro su integridad física, ya que no tienen cascos homologados para usar, no alcanzan los apoyapies y no tienen la habilidad de sostenerse, maniobrar, ni sujetarse con seguridad al conductor”.

 

“Sin embargo, sabemos que mucha gente tiene como único medio de transporte un ciclomotor o motocicleta, y deben trasladar a sus hijos en sus actividades diarios. Pensando esa gente, se ideó el proyecto de manera tal que para todos los niños menores de 5 años la prohibición sea absoluta, pero para los niños que tengan entre cinco y doce años de edad, podrán circular como acompañantes, en la medida de que quien conduzca el vehículo sea su madre, padre, tutor o persona autorizada para ello”.

“La presencia de niños pequeños en este tipo de vehículos (y con el agravante que muchas veces se observan que un vehículo lleva a más de 2 menores al mismo tiempo), es una problemática que se registra en toda la ciudad de Resistencia, y que sin lugar a dudas demuestra una falta de conciencia por parte de los padres, quienes no analizan el peligro por el que te atraviesan sus hijos, y merece también la atención del Estado para darle alternativas y soluciones a este problema”, manifestó Celada.

 

¿Qué dice el texto del proyecto?

El Artículo 1 del proyecto establece la “prohibición absoluta en la Ciudad de Resistencia, del transporte de menores de 5 (cinco) años de edad en ciclomotores, motos, scooter y/o similares”; mientras que el Artículo 2° del texto reza que “cuando las personas a transportar en ciclomotores, motocicletas, scooter y/o similares, sean niños comprendidos entre los cinco (5) y doce (12) años de edad, podrán hacerlo sentados en la parte posterior del asiento de los mismos y siempre que los conductores sean los padres o madres, tutores o persona mayores de edad autorizadas por ellos, utilicen casco homologado y se cumplan las condiciones específicas de seguridad establecidas reglamentariamente”.

En referencia a la autorización que se menciona anteriormente, el Artículo 3° del proyecto detalla que “para la obtención de la autorización, el padre, madre o tutor podrán realizar la misma ante el Juzgado de Paz, Escribano Público o completando el formulario de autorización ante la Dirección de Registro de Conductor que como Anexo forma parte íntegra de la presente”.

 

¿Cuáles son las sanciones?

De acuerdo al texto del proyecto, “el conductor que infringe la norma deberá ser sancionado con la retención inmediata del vehículo, la obligación de cumplir con un curso de concientización que organizará el Departamento Ejecutivo por intermedio de la Dirección de Tránsito, que debe constar de un mínimo de tres (3) clases de una (1) hora diaria que tendrá un costo equivalente a 10 litros de nafta súper valor ACA; y el pago de la multa de acuerdo a la normativa vigente”.

La restitución del vehículo secuestrado se realizará “una vez obtenida por el infractor, la certificación de concurrencia al curso de concientización y el pago de la multa correspondiente”, y en el caso de que el infractor sea un menor habilitado, “la obligatoriedad de concurrencia al curso se extenderá también a los padres y/o tutores”, quienes deberán acreditar también la certificación correspondiente de asistencia al curso antes mencionados para la restitución del vehículo”.

Respecto a esto, Celada afirmó que “si queremos crear verdadera conciencia sobre el valor de la vida y la importancia de cuidarnos entre nosotros, no podemos ser livianos a la hora de sancionar a quienes infringen la norma. La multa económica no la única solución, y por ello pensamos que sumada a esa sanción, se deberá cumplir el curso de manera obligatoria”.

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry