Gerardo Morales reconoció que se debe acatar el fallo del CIDH.

 

El gobernador de Jujuy reconoció que las cautelares dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) "son obligatorias", aunque dijo no estar de acuerdo con esa resolución.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, reconoció que el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ordenó al gobierno liberar a Milagro Sala o en su defecto otorgarle la prisión domiciliaria, es de cumplimiento obligatorio. Al hacer referencia a la recomendación del organismo internacional, el gobernador también dijo “no compartir” esa decisión y tildó de “corrupta” a la líder de la Tupac Amaru, que se encuentra detenida arbitrariamente desde enero de 2016.

“No comparto que la @CIDH otorgue el privilegio de prisión domiciliaria a corruptos aunque sus cautelares son obligatorias #MilagroSala”, afirmó Morales a través de Twitter, quien no hizo ninguna declaración más al respecto.

Marcos Aldazabal, uno de los abogados de Milagro Sala, aseguró que confía en que el Gobierno provincial acatará la resolución de la CIDH y advirtió que "sería muy grave" que eso no ocurra. "Ayer a la noche, Morales dijo que si bien estaba en desacuerdo, consideraba que las resoluciones son obligatorias, por lo que confiamos y esperamos que se vaya a dar cumplimiento. Sería muy grave que el Estado desconozca la resolución de la Comisión", afirmó Aldazabal en declaraciones a radio Rivadavia.

El abogado adelantó además que en caso de que la decisión sea otorgar el beneficio de la prisión domiciliaria a Sala, seguirán insistiendo por su libertad porque "la prisión preventiva no tiene ningún fundamento".

"Si bien tenemos el precedente de la resolución del grupo de trabajo de la ONU que fue el año pasado y no lo cumplieron, creemos que sería muy escandaloso que siguieran por el mismo camino, aunque no nos sorprendería", añadió.

Consultado sobre las condiciones en las que se encuentra la dirigente de la organización social Tupac Amaru, Aldazabal aseguró que está "muy contenta" por el fallo de la CIDH, aunque advirtió que "ha sufrido agresiones por parte del personal penitenciario y esta situación pone en peligro su vida constantemente".

El ministro de Gobierno de Jujuy, Oscar Perassi, por su parte, afirmó hoy que el Ejecutivo provincial va a "respetar" lo que "ordenen" los jueces sobre el fallo de la CIDH respecto de Milagro Sala, a la vez que advirtió que el organismo también avalaría "en parte la prisión preventiva" de la dirigente, ya que solo recomendó una "alternativa" para su alojamiento.

El viernes, la CIDH recomendó al gobierno argentino adoptar "medidas alternativas" para la prisión preventiva de Sala, entre las que mencionó la posibilidad de la prisión domiciliaria o la libertad con fiscalización electrónica.

Fuente: Página 12

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry