blank
Imagen ilustrativa
blank
Imagen ilustrativa

La historia de Julio, un técnico en refrigeración de Argentina, se volvió viral por el gesto que tuvo en el hospital donde se atendió. Tal como relató su hija en las redes sociales, el hombre se clavó un clavo en el pie mientras realizaba su trabajo. Fue entonces que decidió ir a la guardia del Hospital Pontevedra, en el municipio de Merlo.

Sin embargo, al arribar al centro sanitario, notó que el calor era agobiante. No sólo para él, sino para el resto de los pacientes que estaban esperando y también para los médicos, que tenían sus uniformes todos transpirados.

Al consultar por qué no funcionaba el sistema de refrigeración, le respondieron que el problema era que ya no había presupuesto para mantenimiento. Por eso, cuando se rompieron los aires acondicionados, nadie los reparó.

En ese contexto Julio fue atendido, le dieron la vacuna antitetánica y luego se volvió a su casa. Pero al día siguiente sorprendió a todos.

A las 8 se presentó en el Pontevedra y solicitó hablar con la directora de la institución para arreglar el aire acondicionado de la guardia. Lo hizo de forma gratuita, sin pedir nada a cambio.

"A pesar de que tiene mucho trabajo, a las 8 de la mañana fue hasta el hospital y arregló gratis los aires acondicionados de la guardia pediátrica, la de adultos y de otros sectores", declaró Micaela, su hija, a TN. "Tenés el cielo ganado, papi, estoy muy orgullosa de vos", escribió en el posteo de Facebook que se hizo viral.


COMPARTIR