Chile recibió 3,3 millones de turistas en el primer semestre de 2017, lo que representa un aumento de 17,9% en relación con el año anterior, sobre todo debido al "explosivo" aumento de visitantes argentinos, que encaminan al país a batir un nuevo récord anual, según datos oficiales.

 

El crecimiento registrado en los primeros seis meses de este año cimentó un alza en las previsiones oficiales, que esperan que este año cierre con 6,7 millones de turistas.

 

Puede que pasen por alto la casa de Neruda o el Palacio de La Moneda, pero los argentinos no se pierden los seis niveles del mall Costanera Center (Diego Waldmann)

 

Si se cumple la estimación, sería "una cifra récord, que duplicaría el número de visitas registradas hace seis años", dijo al diario El Mercurio el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes. Y añadió que representaría un aumento de 19,6% respecto del ejercicio del año pasado.

 

En 2016, Chile batió el récord de ingresos de extranjeros, con 5.640.700 visitantes. Y la masiva llegada de argentinos, que en los últimos meses transformaron a Santiago en su "meca" de compras, es el principal sustento de la época dorada que vive el turismo chileno.

 

"Un 58% de todas las llegadas corresponden a turistas argentinos, que totalizaron 1.940.164. Esto significó un incremento de 27,6%" respecto del mismo periodo del año anterior, comentó por su parte la subsecretaria de Turismo, Javiera Montes. En años anteriores, la participación de los argentinos en el primer semestre se ubicaba entre 35% y 45%, acotó la funcionaria.

 

Las condiciones cambiarías favorables transformaron en los últimos años la dinámica comercial a ambos lados de la Cordillera de Los Andes, cruzada por argentinos en su mayoría por vía terrestre y con el afán de realizar compras de tecnología y vestimenta en los centros comerciales de Santiago y zonas cercanas.

 

En tanto, los brasileños que arribaron a Chile en la primera parte del año fueron 200.366, 10,5% más que el año pasado.

 

La cantidad de visitantes de Asia también registró un crecimiento, con 19,2% más de visitantes, incremento impulsado por China, con 14.827 turistas.

 

La llegada de europeos también creció (4,6%), aunque se estancó el arribo de visitantes de América del Norte, cifra que apenas subió 0,6%.

 

El mayor flujo de turistas redundó en el gasto con tarjetas extranjeras, que sumó 1.381 millones de dólares, un 26,8% superior al del primer semestre del año anterior.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry