Lo que se sabe del incendio en Kioto, el mayor asesinato en décadas en Japón

108

El pasado jueves, unos 70 empleados empezaban su jornada laboral en el estudio Kyoto Animation en Japón, cuando un hombre entró lanzando combustible al grito de “van a morir”. El incendio se propagó rápidamente en el edificio de dos pisos y 33 personas perdieron la vida.

Uno de los 35 heridos de la tragedia confesó ser el autor del ataque y después perdió el conocimiento. Ahora se encuentra hospitalizado bajo vigilancia policial según medios locales.

Se llama Shinji Aoba, tiene 41 años y es oriundo de la ciudad de Saitama, al norte de Tokio. Un vecino lo describió a medios japoneses como “una persona con desequilibrios mentales”.

Algunos medios comunicaron que no tenía ninguna relación con la compañía que atacó, aunque los acusó de plagio. Si bien se declaró culpable, las autoridades están esperando que se recupere para tomarle las declaraciones formales y conocer los motivos que lo llevaron a actuar de esa forma.

La policía explicó que el hombre roció el lugar con un líquido inflamable y después empezó el fuego con un encendedor. Hubo 33 muertos y 35 heridos, 10 de ellos de gravedad.

Varios medios locales empezaron a replicar las declaraciones de testigos e informaron que 19 personas murieron atrapadas en la escalera cuando intentaban llegar a la terraza, pero no pudieron abrir la puerta.

Desde la compañía señalaron que habían recibidos correos electrónicos anónimos donde criticaban algunas obras de Kyoto Animation y acudieron a la policía.