Intento de pillaje durante el incendio de un comercio del rubro textil

No se registraron víctimas. La extinción del fuego demandó más de 4 horas de trabajo de varias dotaciones y se evitó que se propague a la planta alta y viviendas contiguas. Las pérdidas fueron cuantiosas. Investigan las causas.

87

Solo daños materiales provocó el incendio que destruyó el local comercial de “Telas Textibel”. Los propietarios al advertir el fuego, avisaron al 911 y de inmediato partió una autobomba del cuartel central. Pero, ante la magnitud del siniestro solicitaron refuerzos. La tarea para sofocar las llamas demandó más de 4 horas. En pleno desastre se advirtió intento de pillaje. Personas en moto o a pie pretendían apoderarse de algunos productos en buen estado o dañados que fueron retirados hacia la vereda y la calle en la desesperación para salvar algo de la mercadería. Pero, la maniobra fue evitada por la policía que marcó un perímetro de seguridad.

El siniestro  ocurrió en la noche del jueves, minutos antes de las 21, en el negocio de “Telas Textibel”, situado en avenida San Martín y Seitor de Villa Centenario de Resistencia, dijeron fuentes policiales. El perro del dueño del local murió asfixiado al quedar atrapado.

 

Ataque al fuego

La primera autobomba, con cinco hombres a cargo de la oficial ayudante Oriana Denise Portillo Saucedo, partió apenas se recibió el alerta. Al llegar se constató que había un incendio declarado en un inmueble de tres pisos, donde en uno de esos departamentos vive el propietario con su familia, quienes espontáneamente abandonaron el edificio.

Por la facilidad de combustión de los materiales, telas, plástico, cartones y estanterías de maderas, el fuego se propagó con rapidez con amenaza de extenderse a los pisos superiores y viviendas aledañas. Ante la magnitud del siniestro, se pidió apoyo acudiendo vehículos cisternas para suministrar agua y otras autobombas así como el equipo de Rescate y Salvamento. El operativo estuvo coordinado por el jefe del Departamento de Bomberos, comisario mayor Oscar Roberto Sargenti.

Se interrumpió el suministro de energía eléctrica y el ataque a las llamas, que empezaron a tener voracidad, se hizo con un despliegue de cuatro líneas de mangueras en el acceso frontal y lateral del comercio. De esa manera se hizo un rápido control para que no avance a los pisos superiores ni a las viviendas vecinas. Bomberos, utilizando equipo de respiración autónomo y elementos de remoción, avanzaron sobre restos humeantes.

Una vez que se logró la refrigeración total del sector, se inició la remoción y el retiro de elementos para evitar la reanudación del fuego

Se constató que se destruyeron varios rollos de tela, papeles, cartones y documentaciones del negocio. También quedaron afectados dos Split así como las paredes y el techo.

 

El despliegue

Por la gravedad del siniestro, se activó el protocolo de emergencia, convocando al personal de bomberos que se hallaba de licencia de invierno.

Se sumaron dotaciones de Bomberos Voluntarios Zona Sur,  San Fernando, Barranqueras, Fontana, Margarita Belén, de la Prefectura Naval Argentina, la Guardia Urbana Municipal, personal de Defensa Civil y asistencia hídrica de la Municipalidad de Resistencia, así como  también el personal de UCEM (Servicio de Emergencias 107), quienes prestaron colaboración hacia las personas afectadas por inhalación de monóxido de carbono.

Concurrieron el inspector de turno de Sala 911, comisario inspector Gerardo Pelizzardi, el jefe de la comisaría 3ª,  comisario inspector Juan Vicente Noguera con personal a cargo, quienes se abocaron a sus tareas específicas.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry