Tres presuntos aguantaderos ubicados en La Rubita fueron desmantelados e inspeccionados ayer a la mañana por personal de la Comisaria Quinta en compañía de un ayudante de la Fiscalía N° 3, donde se presume se comercializaban estupefacientes y donde se hallaron motopartes.

Todo comenzó en horas tempranas, cuando los efectivos de la Comisaria 5ta fueron comisionados a un presunto desorden en avenida Edison y calle 27.

Al aproximarse al lugar, observaron a varias personas huir en distintas dirección al notar la presencia policial, siguiendo los uniformados a dos sujetos que fingían tener algún elemento entre sus prendas, los que ingresaron a un pasillo.

Llegando a un descampado ubicado a unos 150 metros de la avenida, se hallaban tres fincas precarias de donde, de una de ellas, salieron estos individuos cubriendo sus fugas con disparos de arma de fuego hacia la prevención, no logrando impactar en ninguno de los uniformados intervinientes, pero si logrando perderse de vista.

A continuación, el personal policial procedió a realizar una inspección visual dentro del “aguantadero”, ya que los fugados en su huida dejaron abierta la puerta de ingreso, hallando al lado de la misma una bolsa de color blanca, en la que se encontraba varios billetes de distintas denominaciones y monedas, por lo que se solicitó la presencia de un ayudante de fiscal para la inspección correspondiente y la colaboración de otras unidades para resguardo del lugar, como asimismo para realizar un perímetro de seguridad, debido a que algunos vecinos se mostraban hostiles al procedimiento policial.

Es así que minutos después arribo al lugar, personal de la División Infantería y del Departamento Drogas Peligrosas, junto al Ayudante de la Fiscalía N° 3, Cristian Barreto, con quienes se ingresó a la primera casa, se hallaron seis bochitas de marihuana, con un peso de 7 gramos, y un trozo compacto de la misma sustancia con 46 gramos, además de una bochita de cocaína con ínfimo peso, dos cuchillos, una pastilla de rivotril, cinco cartuchos calibre 318 y la suma en dinero en efectivo de más de 60 mil pesos . Cabe mencionar que a metros del lugar se halló una vaina servida calibre 38.

Seguidamente y por autorización de la fiscal, se allanó las demás viviendas, incautándose de una de ellas tres cuadros de motocicletas y motopartes, y en otra un televisor, los que fueron llevados a la comisaría actuante a fin de establecer su procedencia y propiedad.

Colaboraron con el procedimiento los agentes del Departamento Drogas Peligrosas y de las Divisiones Canes e Infantería.

Las actuaciones judiciales por el hecho son llevadas a cabo por la Fiscalía N° 3, a cargo de  Carmen Beatriz Scarpin, quien las caratuló como “Supuesto abuso de arma de fuego” y paralelamente se instruyen diligencias por supuesta Infracción a la Ley N° 23737 de estupefacientes a cargo de la Magistratura Antidrogas en turno.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry