De esta manera, el Estado garantiza la continuidad laboral de la planta y renueva el compromiso de apostar al crecimiento diario de la actividad caprina en toda la provincia

El Gobierno del Chaco, a través del Ministerio de Producción, se hará cargo de ahora en más del pago de los sueldos de los empleados del frigorífico caprino de Pampa del Infierno, garantizando de esta manera la continuidad laboral de la planta y renovando el compromiso de aportar al crecimiento y desarrollo de la actividad caprina en todos los rincones de la provincia. El acuerdo entre las partes fue sellado en la mañana de este lunes en la Secretaría de Empleo y Trabajo.

Desde su puesta en marcha, el frigorífico caprino se encuentra en la órbita de la Cooperativa Trento-Chaqueña, donde el Gobierno provincial tiene una participación directa en el paquete accionario.

Este paso que se concretó en la fecha se encuadra justamente en todo el trabajo de normalización y regularización de las cooperativas que es impulsado por el Gobierno provincial.

Desde ahora, la cartera productiva chaqueña se hará cargo del salario de todos los empleados del Frigorífico Caprino de Pampa del Infierno, quitando la presión económica que todos los meses tenía la Cooperativa para cumplir con esta obligación.

Esta operatoria posibilita oxigenar las magras arcas de la Cooperativa, permitiendo volcar recursos tan preciados a la compra de animales, faena, acondicionamiento y comercialización a través del programa Cabras para todos, favoreciendo comercialmente a los dos extremos de la cadena, productores y consumidores.

Los trabajadores del frigorífico caprino expresaron su agradecimiento al Gobierno provincial y al ministro de Producción Gabriel Tortarolo por este acuerdo, remarcando su voluntad de trabajar cada día para el crecimiento y desarrollo del establecimiento.