En agosto se cumplen dos años del crimen del estudiante que se resistió al robo de un celular. Tras el juicio, Josele Altamirano quedó detenido y ahora la Fiscalía pide perpetua para él.

CORRIENTES

La familia de Altamirano insiste desde hace dos años en su inocencia y marcho reclamando Justicia por la muerte de Maxi Aquino y Justicia por Josele, quien está detenido, según ellos, injustamente.

Analía Altamirano, Madre de Josele, habló sobre el tema con el medio Diario 21 y dijo que “están pidiendo una perpetua para mi hijo, estamos esperando que lean el expediente los jueces y vemos que van hacer. Esperemos que metan preso a los verdaderos asesinos de Maxi”.

Sobre los autores de la muerte del joven asesinado en 2015, la mujer explayó que quiere “saber porque siguen en libertad los verdaderos asesinos de  Maxi, que también pido para que su alma descanse en paz”.

El abogado Hermindo González, por su parte, sostuvo que “entendemos que no hay elementos suficientes como para acreditar su responsabilidad en este hecho. Sabemos que ha venido el dictamen del fiscal general donde peticiona la modificación de la sentencia inicial por la agravada” finalizó.

Vale recordar que Maximiliano Aquino (21) fue asesinado de al menos cuatro puñaladas al forcejear con un delincuente que pretendió robarle el celular a él y a una amiga, Melisa Arrúa (23). El sangriento episodio se produjo el sábado 1 de agosto de 2015, alrededor de las 6, por calle Uruguay 393, a una cuadra y media de la avenida Poncho Verde.

Aquino, que había salido de una peña bailable del Regatas y acompañaba a Arrúa a su casa, fue interceptado por dos motochorros. Uno de los asaltantes lo apuñaló con alevosía cuando el joven estudiante se resistió al robo.

La víctima falleció a los pocos minutos de ingresar al Hospital Escuela.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry