“Tenemos una gran expectativa, esperamos una concurrencia que supere la de 2016 ya que constatamos todo el año que es incólume, inalterable e inamovible la fidelidad de los peregrinos y la confianza en la providencia de San Cayetano”, dijo a Télam Quiroga.

El sacerdote aseguró que el año anterior "ya les había llamado la atención que las filas de fieles pasaran la cancha de Vélez, cosa que hacía mucho que no ocurría”, lo que “sin lugar a dudas tiene vinculación también con los índices de desempleo, porque la mayoría pide pan y trabajo”.

“Desde que se abrieron las puertas del templo y en las misas sucesivas uno ya va notando que será un día incesante de peregrinos, facilitado por el hecho de que será domingo y habrá un clima que acompañará”, dijo. Según Quiroga, en 2016 fueron “no menos de 800.000 personas” las que se acercaron para venerar al santo entre los días 6 y 7 de agosto, "lo que expresó a nivel multitudinario un poder de convocatoria que vivimos en menor escala todos los días en el santuario, y todos los 7 de cada mes”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry