Por orden directa del presidente de la Nación, Mauricio Macri, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, pondrá en marcha el mes próximo el proceso para elegir, por concurso de antecedentes, 300 directores y coordinadores nacionales, en cargos actualmente vigentes, antes de marzo del año próximo.

Quienes hoy ocupan esos cargos deberán presentarse, al igual que cualquier interesado, y competir de ese modo para cubrir estos puestos de dirección ejecutiva en el Estado.

En el Ministerio de Modernización explicaron cómo será el proceso. "Cada ministerio debe enviar una lista con quince cargos por cubrir. En septiembre se concursarán unos cien", precisaron cerca del ministro, a quien Macri consulta en cada reunión de seguimiento por los avances de la iniciativa.

Luego de publicado el concurso en medios nacionales, los interesados enviarán sus antecedentes a la Secretaría de Empleo, a cargo de Pablo Legorburu, una dependencia del Ministerio de Modernización.

Para Ibarra, la idea es "generar un Estado con conducción profesional, con mayor estabilidad y que su continuidad dependa de la evaluación de desempeño y el cumplimiento de objetivos, más que de la autoridad política de turno", dijo el ministro a La Nación.

¿Resistencias? En el Ministerio de Modernización reconocen que "algunos ministros son más cumplidores que otros. Muchos no quieren que les toquen a su gente", reconocen por lo bajo. Por el lado de los gremios, en el Gobierno confirman que están "enterados" de la iniciativa y en proceso de negociación con los funcionarios para precisar sus términos.

"Deberían apoyar, se trata de otorgar mayor estabilidad a los funcionarios", afirmaron en el Gobierno. De todos modos, el concurso exitoso no garantizaría empleo en el Estado "para siempre", o al menos ésa sería la propuesta de la Casa Rosada en sus conversaciones con los gremios que reúnen a los empleados del Estado.

Desde la UPCN, cuyas posiciones suelen acercarse a las del Gobierno, saludaron la iniciativa. "Tenemos una opinión muy favorable, es un reclamo nuestro desde hace años y nos parece muy bien que las designaciones dejen de hacerse por decreto", afirmó uno de los negociadores con el Gobierno del gremio que lidera Andrés Rodríguez.

Desde ATE, en cambio, el secretario general Hugo "Cachorro" Godoy afirmó: "Tenemos otras prioridades, como el pase a planta permanente de 12.000 trabajadores, que va muy lento. Hoy esos concursos serían para repartirse entre el Gobierno y su gremio amigo [UPCN]", fustigó.

La iniciativa tiene antecedentes. Durante el gobierno de Néstor Kirchner, en septiembre de 2007, el abogado Guillermo Alonso fue elegido por concurso director general del Museo Nacional de Bellas Artes. Fue el primero de los once nombramientos por concurso de directores de museos nacionales.

En este caso, todos los ministerios deberán adaptarse al pedido presidencial: 100 concursos iniciados en septiembre, 300 en marzo del año próximo, la mitad de los coordinadores y directores hacia el final de su mandato, a fines de 2019.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry