En la mañana de este lunes, el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, afirmó en conferencia de prensa que la implementación de medidas más restrictivas tiene como objetivo evitar que se produzcan aglomeraciones. Si bien aún no fue firmado el Decreto Provincial, anticipó parcialmente los alcances del mismo.

En este sentido, dijo que se pondrá el máximo nivel de restricción en el área donde haya circulación comunitaria de coronavirus, la cual abarca sólo al Departamento San Fernando. En total, son 65 los municipios que no tienen dicha circulación comunitaria.

En cuanto a las actividades esenciales, las mismas continuarán habilitadas. Entre ellas, se encuentra la actividad agropecuaria. En este punto, señaló que se trabaja en conjunto con los gobernadores de Santiago del Estero y Santa Fe para la construcción de un corredor seguro que permita el traslado de productos y materia prima de zonas no críticas -sin circulación comunitaria- a otras zonas no críticas.

No obstante, se recomienda a todos los jefes comunales del Chaco que lleven adelante una vigilancia muy estricta. Además de intensificar los controles fronterizos en toda la provincia, se realizará un “triple refuerzo” en las zonas donde exista transmisión comunitaria del virus.

En este punto, el mandatario provincial explicó que no sólo se suspenderán los permisos de circulación, sino que se evaluará quiénes están en condición de circular. De este modo, se implementará un sistema de cámaras fijas y drones para detectar aglomeraciones rápidamente e intervenir con las fuerzas de seguridad.

“Cuando hay circulación comunitaria, cualquier circulación es efectivamente negativa”, sostuvo Capitanich. Por ello, se suspendió la entrega de tarjetas a beneficiarios del IFE. Al respecto, Capitanich indicó el titular del Nuevo Banco del Chaco reformulará el sistema de distribución. Desde el 22 de junio se entregarán las tarjetas en simultáneo con el cobro.

Por otra parte, el gobernador informó que durante esta semana están suspendidas todas las visitas de funcionarios a otras localidades. No obstante, aclaró que las mismas se encuentran entre las actividades exceptuadas durante el aislamiento social preventivo y obligatorio.

“La máxima restricción es la única perspectiva cierta”

“La máxima restricción es la única perspectiva cierta, y a su vez también la conciencia individual y comunitaria”, explicó el gobernador y remarcó la importancia de la solidaridad del pueblo en este contexto de emergencia sanitaria.

En lo que respecta al funcionamiento de los comercios, Capitanich señaló que el objetivo es desalentar la movilidad de la población y evitar todo tipo de aglomeraciones. En este sentido, indicó que los comercios deberán apelar a los servicios de delivery y “take-away” para continuar atendiendo al público, tal como ocurría en la etapa de máxima restricción de la cuarentena.

En cuanto al funcionamiento de los bancos, el gobernado comentó que se trabaja coordinadamente con el Banco Central de la República Argentina para definir el protocolo a implementar. En este sentido, anticipó que la atención se realizaría como en los días feriados.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry