Pérez Esquivel responsabilizó al Estado por la desaparición del joven.

El premio Nobel de la Paz destacó que el cambio de carátula de la causa por la desaparición del joven indica la responsabilidad de la Gendarmería. Le exigió a Patricia Bullrich que dé explicaciones.

El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel consideró que el cambio de carátula en la investigación por el paradero de Santiago Maldonado es un indicador más de que el gobierno nacional “es responsable” de esa desaparición forzada y le exigió a los responsables del Ministerio de Seguridad “dar explicaciones” del caso. “Ellos saben qué pasó” con el joven, remarcó.

Pérez Esquivel cuestionó a la administración de Mauricio Macri por “no reconocer que (el caso Maldonado) es un secuestro y desaparición de persona”, a pesar de que organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Comité sobre Desapariciones Forzadas de la ONU pidieron explicaciones sobre la base de esa sospecha.

Las críticas del dirigente de derechos humanos apuntaron particularmente a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien aún niega la responsabilidad de la Gendarmería en el operativo del 1 de agosto en el Lof en resistencia de Cushamen, Chubut, cuando Maldonado fue visto por última vez. “Ya no saben qué decir”, expresó Esquivel y recordó que ese día hubo “una represión que no tuvo orden judicial”. “Fue algo que inició la ministra y su jefe de Gabinete (Pablo) Noceti”, quien ese día estuvo en ese lugar, puntualizó.

“La cosa es sumamente grave”, evaluó y explicó que, por ese motivo, la Comisión Nacional por la Memoria (CPM), de la que él es miembro, es querellante en la causa judicial, y adelantó que en los próximos días viajará a Chubut para entrevistarse con el juez de la causa, Guido Otranto.

Para ilustrar la tensión que en esa provincia enfrenta a las comunidades originarias con las fuerzas de seguridad nacionales, el dirigente recordó “un antecedente grave” ocurrido en esa provincia el año pasado durante el juicio de extradición (luego anulado) a Facundo Jones Huala. “Ese juicio se hizo en un cuartel de Gendarmería –recordó Pérez Esquivel-. Le preguntamos al juez Otranto por qué y nos dijo ‘porque no había otro lugar. Muy extraño.”

Por otra parte, el también titular del Servicio Paz y Justicia (Serpaj), denunció a “los grandes medios de comunicación” por “tergiversar la verdad” y sembrar pistas falsas para estigmatizar tanto el compromiso de Maldonado como la militancia de las organizaciones mapuches que reclaman por su territorio. “Se piensan que el pueblo es idiota. Venimos de una experiencia de trabajo de muchísimos años para que nos quieran engañar con cosas infantiles”, lamentó durante una entrevista con Nuestra Radio.

 

Fuente: Tiempo Argentino

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry