blank
blank

A poco más de ocho meses del primer encuentro entre Trump y Kim, hace instantes comenzó el segundo cara a cara entre los mandatarios de los Estados Unidos y Corea del Norte respectivamente.

Previo a su arribo a la ciudad de Hanoi, capital de Vietnam, el presidente norteamericano se encargó de desestimar vía Twitter las lecturas realizadas por los medios de esta reunión:

“Todos los informes (conjeturas) sobre mis intenciones con respecto a Corea del norte son falsos. Kim Jong un y yo nos esforzaremos mucho para hacer algo en la desnuclearización y luego hacer de Corea del norte una potencia económica. ¡ Creo que China, Rusia, Japón y Corea del sur serán de gran ayuda!”, planteó Trump.

Recordemos que la histórica cumbre en Singapur del pasado 11 de junio fue la primera entre un presidente estadounidense en ejercicio y un líder norcoreano, donde por fuera de las imágenes que recorrieron el mundo, no se obtuvieron resultados concretos en la búsqueda de la desnuclearización norcoreana.

No obstante, sí se avanzó en una serie de compromisos compartidos. Por un lado, Trump y Kim firmaron un documento que prometía “trabajar” por la desnuclearización completa de la península de Corea.

De igual manera, se acordó que los restos de soldados estadounidenses que murieron en la Guerra de Corea fueron retornados a su hogar. Se trata de aproximadamente 7800 soldados de los Estados Unidos que fueron listados como desaparecidos o desaparecidos.

Además de este punto, Trump prometió detener los ejercicios militares anuales entre Estados Unidos y Corea del Sur y dijo que planeaba retirar a los 28500 soldados estadounidenses estacionados en el sur del vecino norcoreano.

Lo cierto es que no hay ninguna expectativa real de que la reunión traiga un acuerdo final. Sin embargo, hay posibilidades de que se arribe a dos declaraciones específicas.

Por un lado, comunicar que la Guerra de Corea (1950 - 1953) finalmente ha terminado de manera formal, hecho meramente simbólico pero que marca un incipiente avance en las relaciones entre las partes.

De igual manera, es algo probable que los países establezcan oficinas de enlace en sus respectivas capitales, un primer paso en el camino hacia iniciar relaciones diplomáticas.


COMPARTIR