Ayer, en horas de siesta, en circunstancias de encontrarse los efectivos realizando control vehicular en Av. Castelli y Av. Chaco, se les apersono un masculino, mayor de edad, quien les manifestó que su cuñada, quien se encontraba en su domicilio ubicado en Av. Castelli, tendría problemas para respirar, luego de ingerir alimentos, los cuales interrumpían las vías respiratorias.

Seguidamente, los Agentes son comisionados hasta el domicilio mencionado, corroborando lo informado por el ciudadano, donde de inmediato procedieron a realizarle la maniobra de Heimlich, tratando que la femenina expulse lo ingerido, lo cual, después de unos minutos lograron que vuelva a respirar levemente.

De forma inmediata se procedió a trasladar a la femenina hasta el Hospital Perrando, donde fue atendida, quedando la misma en observación, hasta su mejoría.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry