Tras ocho meses  de estar prófugo, finalmente fue detenido en la localidad bonaerense de Escobar el sujeto identificado como Marcelo Edgardo Merlo, acusado de torturar y asesinar de un balazo en la cabeza a Dolores Maldonado, una mujer de 75 años. El crimen ocurrió en noviembre, en la casa de la víctima, en Hermoso Campo.

Según informó Zulma Maldonado, abogada de la familia de la víctima, la detención se produjo el 13 de julio pasado en la localidad de Escobar, luego de que Merlo habría participado de otro delito, según publicó el medio Chaco Día por Día.

Al registrar los antecedentes previos a resolver su posible excarcelación surgió el pedido de captura nacional e internacional que había sido dispuesto por la Fiscalía de Investigaciones Nº2 de Charata.

Marcelo Merlo tenía orden de captura nacional e internacional. Lo atraparon en Escobar.

Tras ser notificado, el juzgado de Garantías de la localidad del sudoeste chaqueño, a solicitud de la Fiscalía Nº2, libró un exhorto al Juzgado de Garantías Nº3 del Departamento Judicial Zarate a los efectos de lograr la extradición del imputado. Ni bien haga pie en tierras chaqueñas, se procederá a tomarle declaración de imputado en la causa: “Merlo Edgardo Marcelo (prófugo) S/Homicidio Criminis Causa y Giménez Benancio Pascual S/ Encubrimiento Agravado, (Expte. Nº 4805/16)”.

 

El hecho

El 16 de noviembre del año pasado, Dolores Maldonado fue encontrada muerta en su casa de Hermoso Campo. Hacía 24 horas que estaba muerta. Tenía múltiples traumatismos y un balazo en la cabeza. Se cree que la mujer conocía al asesino, ya que las aberturas no presentaban signos de haber sido forzadas. La vivienda tenía señales de una pelea y sólo faltaban dinero y joyas que la mujer vendía.

Al día siguiente del crimen se detuvo a un hombre en Villa Ángela. El sujeto estaba sospechado de haber colaborado con la fuga de Merlo.  Los investigadores lograron establecer que el sospecho habría viajado a Villa Ángela, en compañía de otro sujeto, en una camioneta Fiat Strada, el día del crimen.

Vale recordar que el vehículo fue interceptado poco después en la localidad villangelense, pero el presunto asesino siguió su escape hasta ser capturado los últimos días.