No dejó que su aliado de la UCR le respondiera al kirchnerismo una cuestión de privilegio y comenzó la discusión.

La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, tuvo un fuerte cruce con su aliado de la UCR Ángel Rozas durante la sesión en el Senado por no dejarlo responder una cuestión de privilegio planteada por el kirchnerismo por la expulsión del juez Eduardo Freiler.

El primero en pedir la cuestión de privilegio fue el senador pampeano Carlos Marino, quien ante la negativa de la presidenta del Senado a permitirle la palabra respondió con un irónico: "si no me quiere dar la cuestión de privilegio, macanudo".

Inmediatamente después, el senador Rozas quiso hacer lo mismo y cuando se encontró con la nueva negativa, estalló: "Usted no es la dueña del senado".

Cuando Michetti le consultó a Rozas sobre qué tema este le respondió que "si me deja hablar se va a enterar". "Para autorizarlo prefiero que me diga sobre qué tema", respondió la vicepresidenta.

"No sabía que tengo que confesarme primero, yo lo hago a veces en la Iglesia", la chicaneó Rozas. "Si es por el mismo tema no lo voy a conceder", sostuvo Michetti. "Yo he sido aludido, soy representante del Consejo de la Magistratura", insistió el chaqueño. "Si usted cree que es la dueña, está equivocada", atacó.

"Yo tengo la facultad de autorizar o no", quiso cerrar Michetti. "No, no tiene ninguna facultad, tiene la facultad de dirigir, no de resolver, Está equivocada", cerró Rozas, que la siguió con el micrófono apagado. "Usted sabe que no se puede contestar", completó la vice.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry