Peligran 4000 puestos de trabajo en el Correo Argentino.

El costo de la reducción de trabajadores alcanza los $ 1200 millones. Los planes incluyen otros despidos en el resto de las empresas del Estado.

La idea de avanzar en la reducción del personal del Correo Argentino trascendió pocos días antes de las PASO. Sin embargo, recién esta semana los gremios que nuclean a los empleados de la empresa estatal se declararon en estado de alerta y movilización ante la intención de “desguazar la institución”.

En los pasillos de Casa Rosada aseguran que la misma suerte que el Correo Argentino seguirán el resto de las empresas del Estado. La frase que se le escucha repetir a uno de los funcionarios más cercanos al presidente Mauricio Macri es que “en el Estado solo hay plata para los despidos”. Bajo esa lógica la mira está puesta en las empresas estatales en donde se buscará reducir lo máximo posible a los empleados de planta permanente.

En ese plan, la primera experiencia piloto se llevará a cabo en el Correo y para eso, según indican los gremios, fue designada la nueva cúpula. Los hombres que llevarán adelante los destinos del correo estatal llegan desde OCA. Se trata de Gustavo Papini, que además trabajó para Mario Quintana en el fondo Pegasus, Antonio Cao, Jorge Calone y Natan Teubas.

Si bien el nuevo directorio aún no pudo asumir debido a que las renuncias de la actual conducción quedaron condicionadas a la aprobación de los balances, el plan para reducción está en marcha.

Según se pudo confirmar, el departamento de liquidación de haberes ya realizó por sistema el simulacro de lo que costarían 4000 bajas. En esas condiciones llegó al Correo una partida extraordinaria de $ 1200 millones.

Desde los sindicatos aseguran que la nueva conducción llega “para hacer el trabajo sucio”, pero advierten “que no van echar 4000 empleados juntos” y aclaran que “van a empezar por los retiros voluntarios”.

Los trabajadores sostienen que el primer golpe alcanzará a 1000 trabajadores y aseguran que primero irán por los empleados que cumplen tareas internas.

“Lo que quieren implementar es el modelo chileno que dejó en manos de los privados el comercio electrónico y la paquetería y dejó al Estado solo con la parte postal”, explican desde el gremio que nuclea a los trabajadores.

Fuente: Tiempo Argentino

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry