En qué consiste la nueva inyección para bajar de peso

Se trata de una nueva droga indicada para pacientes con sobrepeso o con obesidad, más alguna enfermedad concomitante como diabetes, colesterol elevado o hipertensión arterial.

Una nueva droga que permite bajar de peso ya se encuentra disponible en la Argentina. Se trata de una inyección para pacientes con sobrepeso o con obesidad, más alguna enfermedad concomitante como diabetes, colesterol elevado o hipertensión arterial, que posibilita reducir kilos de forma significativa.
El medicamento, llamada liraglutida, representa una gran novedad farmacológica efectiva para el tratamiento de esta enfermedad crónica que en Argentina afecta a 6 de cada 10 mayores de 18 años.

De hecho, según las cifras de la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud de la Nación, el 37,1% de los argentinos mayores de 18 años tiene sobrepeso (43,3% en varones y 31,3% en mujeres), mientras que 1 de cada 5 (20,8%) padece obesidad (22,9% en varones y 18,8% en mujeres).

La liraglutida se administra en forma inyectable mediante una lapicera prellenada una vez al día de forma subcutánea, ya sea en el brazo, en el abdomen o en el muslo. Demostró beneficios significativos y sostenidos en la reducción del peso corporal y, por lo tanto, mejoras en los factores de riesgo cardiometabólico; siempre acompañado de una dieta equilibrada y un incremento de la actividad física.

“Por primera vez en más de 20 años, se presenta en nuestro país una alternativa farmacológica nueva respaldada por numerosas investigaciones científicas que demostraron que, combinada con actividad física y dieta saludable, los participantes que recibieron la nueva droga obtuvieron una reducción de peso considerablemente superior respecto de quienes recibieron placebo y, lo que es todavía más importante, lograron mantener ese descenso en el tiempo”, sostuvo el Dr. Alberto Cormillot, médico diplomado en Enfermedades Crónicas, Director de la Carrera de Nutrición de la Universidad Isalud.

¿Quiénes lo pueden usar? Mayores de 18 años con un Índice de Masa Corporal (IMC, coeficiente que surge de dividir el peso sobre la altura dos veces) mayor o igual a 30 (obesidad) o mayor o igual a 27 (sobrepeso), siempre que presenten alguna enfermedad relacionada con el exceso de peso, como prediabetes, diabetes mellitus tipo 2, presión arterial elevada, niveles anormales de grasas en sangre o problemas respiratorios durante el sueño denominados ‘apnea obstructiva del sueño’.

Para la Dra. Mónica Katz, médica especialista en Nutrición, Directora de Posgrados en Obesidad de la Universidad Favaloro, “Los protocolos de investigación detrás de liraglutida evidencian un muy buen perfil de eficacia y seguridad: muchas personas pierden más del 10% del peso inicial y los efectos adversos reportados son gastrointestinales, leves y transitorios”.

Ambos especialistas coincidieron en la importancia de que la indicación de este medicamento siempre se dé en el marco del seguimiento a cargo de un médico especialista, que incluya además cambios en el estilo de vida: un plan de alimentación equilibrado y actividad física habitual a largo plazo.