El tratamiento con oxígeno puede aliviar la cefalea en racimos

70

Las cefaleas en racimo son dolores de cabeza muy fuertes y debilitantes que ocurren en un lado de la cabeza y duran entre 15 minutos y 3 horas, cuando no se tratan. Por lo general, en el mismo lado del dolor de cabeza, se enrojece la esclerótica del ojo, lagrimea el ojo, hay catarro, se hincha el párpado y se produce un sudor anormal en la frente o la cara. Es también común que durante el ataque haya una sensación de desasosiego o agitación.

Cuando una persona tiene cefalea en racimos y empieza con dolor fuerte, un tratamiento común y conocido es la administración de oxígeno al 100 por ciento, a través de una mascarilla facial. Eso suele aliviar el dolor en cuestión de 15 minutos. Se ha investigado sobre el oxígeno para tratar las migrañas, pero no existe buena evidencia que sustente su aplicación, aunque se sabe que es útil para otro tipo de dolores de cabeza.

Las cefaleas en racimo normalmente ocurren a la misma hora del día, incluso los ataques que despiertan a las personas por la noche. Estos dolores de cabeza se conocen como cefaleas en racimo porque suelen presentarse como períodos de ataques frecuentes (períodos en racimo) que duran entre semanas y meses, seguidos normalmente por períodos de remisión que duran meses o hasta años.

No se entiende bien la causa de las cefaleas en racimo. Sin embargo, el patrón de este tipo de dolor de cabeza plantea que ciertas anomalías en el reloj biológico del cuerpo pueden desempeñar alguna función, posiblemente mediadas por la parte del cerebro llamada hipotálamo.

Cuando hay disponibilidad de oxígeno, normalmente esa es la terapia preferida para un ataque de cefalea en racimo. El oxígeno no conlleva efectos secundarios y funciona rápido. Se lo puede administrar en el departamento de emergencia, pero también en la casa con un cilindro de oxígeno y un regulador.

Cuando no hay un cilindro de oxígeno a mano porque, por ejemplo, uno está fuera de casa, se puede recurrir a los medicamentos conocidos como triptanes. Dado que el tratamiento de la cefalea en racimo necesita funcionar rápido, lo que generalmente se recomienda es usar un triptán intranasal o inyectable, en vez de tomar tabletas por vía oral. (Adaptado de Mayo Clinic Health Letter).

Por Dr. Todd Schwedt, Neurología de Mayo Clinic en Phoenix.