El Ministro de Salud Luis Zapico estuvo presente en el tedeum que se realizó en la catedral en homenaje a san Fernando Rey, patrono de Resistencia y en la oportunidad,  fue abordado por la prensa con quien habló sobre dos temas específicos: la quita de la última dosis de la vacuna contra la meningitis por parte del Ministerio de Salud de la Nación y los casos de gripe en el Chaco.

Sobre el primer tema, lamentó la decisión de las autoridades nacionales en cuanto a la reducción de la dosis para combatir al meningococo, que dejaría sin cobertura a los niños de 11 años que antes recibían la vacuna.

Remarcó que uno de los ejes de la salud pública, es la vacunación, por lo que “como pediatra es lo último que tocaría dentro de un presupuesto”.

Si bien dijo, que la vacuna de los once años se da en una población de riesgo menor que la de menos de dos años, “lo que genera es que no es para la persona, sino para la sociedad y la última dosis es la que baja la cantidad de portadores dentro del sistema de salud. Entonces, yo puedo tener protegido a la población pero el resto queda libre de esta vacuna”.

Remarcó que volverán a insistir ante las autoridades nacionales para que se revierta la situación, y destacó que han hecho mucho hincapié mostrando que “no estamos de acuerdo con la decisión tomada”.

Por otro lado, el ministro lamentó que haya tres casos de muertes por Grite A en el Chaco, en tanto existen otros casos de internaciones en centros privados y públicos, pero “no hay nada fuera de éstos”, es decir,  “no hay un aumento de brote o una cantidad exagerada”.

Sin embargo, dijo que “la idea no es asustarse, sino generar un cambio de conductas culturales que el sistema de salud va a enseñar y hacerle cumplir a la población para disminuir los contagios”.


COMPARTIR