la petrolera YPF, mediante un comunicado, informó que puso en marcha un sistema logístico contingente para mantener el abastecimiento de combustibles en las provincias de Chaco, Formosa, Misiones y Corrientes, que se ve afectado directamente por una bajante del Río Paraná atípica para julio y agosto, que alcanzó el mínimo histórico de los últimos 20 años.

En el escrito, la empresa da a conocer que en una situación normal, abastece a las 120 estaciones de servicio de la región desde su terminal de Barranqueras (provincia del Chaco) a través de barcazas, que hoy se ven impedidas de navegar.

Para contrarrestar la situación, extremó medidas tales como:

  • Duplicó la cantidad de unidades terrestres asignadas a la Terminal Barranqueras (se alcanzarán un total de 170 unidades)
  • amplió el horario de carga del transporte terrestre a fin de flexibilizar aún más el régimen de despachos;
  • reprogramó licencias en choferes y personal operativo para contar con la mayor disponibilidad;
  • está gestionando la incorporación de un remolcador adicional de bajo calado adecuado a la bajante del río;
  • rebalanceo del abastecimiento para priorizar al consumidor final en estaciones de servicio y transporte.

“A pesar de este esfuerzo logístico, se seguirá registrando en los próximos días un faltante de producto en algunas estaciones hasta tanto queden desplegadas en su totalidad las medidas mencionadas” indica el comunicado  y finaliza: “La empresa sigue de cerca la situación y evalúa todas las alternativas disponibles para poder hacer frente al complejo escenario. A medida que surjan novedades los mantendremos informados”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry