Los primeros 10 de arranque mostraban a un Villa San Martín un poco mejor, donde Alejo Toledo encontraba facilidades en la defensa rival y era la principal arma en los primeros minutos (7 – 0). Los locales de a poco se asentaban en el juego y estaban muy claros en muchos aspectos. Fueron pasando los minutos y el Tricolor estaba jugando cada vez mejor, Alejo Toledo y Martín Cabrera tenían mucho protagonismo y eran los hombres que lideraban las ofensivas ante un San Isidro que se lo notaba muy dubitativo y solo tenía las mejores opciones en Felipe País (15-9). El primer cuarto fue para Villa San Martín por 18 a 13.

El segundo chico tuvo a un equipo local claramente superior, siguiendo Alejo Toledo y Martín Cabrera como las principales vías de gol, generando mucha tranquilidad y más aún si el score se alargaba (34–19). Por el lado de la visita, la potencia del extranjero Makal Stibbins era lo mejor en el elenco cordobés que estaba teniendo muchas complicaciones. Era un juego que se estaba dando más que favorable para el equipo conducido por Gastón Castro, que demostraba muchos puntos altos y que le permitía cerrar el segundo cuarto con una ventaja de 42 a 28.

Ya en el tercer periodo había otra tendencia, Makal Stibbins volvía a hacerse sentir en la zona pintada y como consecuencia San Isidro mejoraba en gran manera (44–35). Los cordobeses mejoraban mucho en ataque y mejor todavía en defensa, mientras que por el lado de los locales se los veía algo sorprendidos pero nunca perdieron la concentración. Luego del atropello cordobés, Villa San Martín volvía a ser el equipo del 1° tiempo, Martín Cabrera empezaba nuevamente a manejar los hilos del equipo y a calentar la muñeca desde los 6,75, y con esto volver a la tranquilidad (51–37). En el cierre del cuarto Villa San Martín tuvo la suerte de contar con el poderío ofensivo de Paul Larsen y cerrar el cuarto con ventaja de 63 a 49.

El periodo final y decisivo mostraba tal vez lo mejor de San Isidro, donde había muchas apariciones en sus hombres más determinantes pero que si bien acortaban la diferencia, nunca podían imponer su juego. Villa San Martín jamás se desesperaba y siempre tenía algún jugador para volver todo a la normalidad y estar cómodos que nunca. Fue un partido muy bueno para Villa San Martín, quien ganó muy bien y lo más importante es que retomó la confianza luego del traspié ante OTC el pasado martes. El resultado final fue para Villa San Martín sobre San Isidro por 80 a 70.

 

Síntesis:

Villa San Martín (80): Saavedra G 9; Carnovale A 8; Cabrera M 18; Larsen P 10; Hammonds T 6; Ossela B 5; Toledo A 21; Roumec J 3. DT: Gastón Castro.

San Isidro (70): Feder Ponce H 4; Müller M 5; Rossi T 6; Pais F 18; Stibbins M 13; Sciutto G 5; Durley J 19. DT: Julián Pagura.

Árbitros: Héctor Wasinger y Maximiliano Moral.

Estadio: Villa San Martín.


COMPARTIR