Las noches de verano tienen ese no sé qué y un cielo que por lo general está mucho más despejado y permite ver el paso de estrellas fugaces. Quizás eso es lo que justamente ocurrió este martes en Bienvenidos a bordo (El Trece, lunes a viernes a las 21) cuando en medio de la transmisión se vio un extraño objeto que pasó volando por el aire.

El increíble suceso se dio mientras Héctor Gómez, un chofer que fue a jugar a la ruleta rusa y eligió el número 23, participaba por un auto cero kilómetro. En el primer intento el hombre perdió, pero en el segundo salió su número y él fue por la segunda ruleta.

"Tenés la posibilidad de la repetición. La segunda ruleta va por el taxi, la licencia y por 200.000 pesos porque si es escalera va por el taxi y la licencia", le explicó Guido Kaczka (42) al locutor de su programa mientras el taxista se corría unos metros hacia el segundo tablero giratorio.

Fue precisamente en ese momento cuando una luz blanca atravesó el cielo de punta a punta y a una velocidad imposible de describir. De hecho, ni Guido, ni su secretaria, el locutor del ciclo ni el propio participante advirtieron semejante episodio.

Sin embargo, algunos televidentes sí se dieron cuenta de ese evento paranormal y hasta afirmaron en las redes sociales que en otros momentos de la noche se vieron más luces volando.

Finalmente Héctor no ganó en ese juego. "No se puede creer. Ay, ay, ay. Venía para todo. Mirá qué cerca además", expresó algo decepcionado el conductor del ciclo de juegos luego de que el chofer sacara el número 20, y no el 23 tal como él había elegido.

Sin embargo, el taxista adivinó quién era el personaje que le mostraron en una foto invertida, que en esta oportunidad era Fabián Doman (56), y terminó yéndose a su casa con varios premios.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry