Una mujer fue descubierta por los guardias de un supermercado en Rosario que la filmaron mientras arrojaba al piso todo lo que pretendía llevarse sin pagar y terminó a los gritos con un insólito aviso: "A este lugar no vuelvo más".

Irónicamente, al ser detenida por los guardias, negó haber robado los productos que va dejando caer desde su ropa al irse moviendo.

Su estrategia fue guardar las latas en bolsillos especiales que le permitían meter los productos.

"Te dejo las cosas ¿Qué querés, que me ponga en bolas acá? Me desnudo. No vengo más a este lugar", dice la mujer, enojada por la situación, como si fuese ella la víctima.

Los guardias la retiraron del lugar y le pidieron que se saque el barbijo, y la mujer reaccionó enojada: "no me empujés ni me pegués, me tocás y te denuncio por violencia de género", dice, y se va insultando a los guardias y al supermercado.


COMPARTIR