Anoche, a la madrugada, ingresó un ladrón a robar en el kiosco "No Manches" que se encuentra en avenida Castelli y calle 21 e increíblemente se quedó encerrado.

Al intentar salir incluso se cortó con unos vidrios que había roto sin poder lograr su cometido.


COMPARTIR