Un pasajero de un autobús en China salvó la vida de casi 30 personas que viajaban a bordo del vehículo después de que el chófer sufriera un ataque cerebrovascular en plena marcha.

En las imágenes captadas por una cámara de seguridad se aprecia el momento en que uno de los pasajeros corre hacia la cabina y toma el volante en sus manos, mientras el autobús avanza a casi 90 kilómetros por hora.

Todos los pasajeros se encuentran a salvo, mientras que el estado de salud del conductor es estable, detalló Global Times en su cuenta de Twitter. Se desconoce el lugar exacto del suceso.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry