La profunda crisis económica, política y social que vive Venezuela se vio una vez más reflejada en imágenes.

En esta ocasión no hubo represión ni violencia, pero sí drama: un grupo de mujeres embarazadas tuvieron que parir en la sala de espera de un hospital que no tiene agua y es el único que funciona en la zona de Lara.

Las fotos del episodio del sábado no tardaron en viralizarse en las redes, y causaron un fuerte repudio. Dos estudiantes de medicina de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado fueron detenidas por ser las presuntas autoras de las fotografías.

El pueblo venezolano sufre además la falta de medicamentos y por eso el único hospital que funciona en el estado de Lara es el Hospital Pastor Oropeza, Barquisimeto. La viceministra de Salud, Linda Amaro, responsabilizó a la Gobernación de Lara del colapso en el sistema de salud de la entidad, después de hacer una inspección nocturna en las instalaciones del Hospital Central de Barquisimeto Antonio Pineda.

Desde la cuenta en Twitter del hospital Pastor Oropeza, se explicó que el Hospital Central Universitario Dr. Antonio María Pineda, que depende de la gobernación, no cuenta con agua y por ese motivo refieren a las parturientas.

“Producto de las múltiples fallas en hospitales de la región larense nuestro centro de salud ha terminado siendo el único en operatividad, creando un colapso y superando los números en nuestra capacidad de atención. Somos el único centro con una maternidad plenamente activa”, escribió el centro hospitalario del IVSS en sus redes sociales.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry