La doctora Valeria Corbacho, abogada defensora del juez Pablo Molina, que se encuentra detenido y acusado de pertenecer a una megabanda en la causa Sapucay, aseguro que las acusaciones contra su cliente son un “pescado podrido que le vendieron” a los jueces Sergio Tórres y Carlos Estornelli.

Para ella, la imputación que lleva a cabo el juez Torres, “tiene que ver con una denuncia que tiene su origen claramente en una causa direccionada”.  “Estoy convencida de que se le está vendiendo pescado podrido a Torres y Estornelli”, reiteró y afirmó que se trata de acusaciones falsas y fáciles de demostrar.

Según comentó, los expedientes que se cuestionan están llevados de forma absolutamente correcta e informó que Molina declaró hasta la una de la mañana del mismo día que lo trasladaron de Resistencia hasta el juzgado 12 de Comodoro Pi, aclarando su situación. “Desde ya, los expedientes, la mayoría ni siquiera pertenecían a su Fiscalía”.

“Acá nadie hizo nada mal, si leés los expedientes es un trámite absolutamente normal como los que se transmiten en el Juzgado, no hay nada irregular” y aseveró que, de hecho, tienen el consentimiento de los propios fiscales denunciantes,( Carlos Schaefer y Ferrini), que no apelaron, la consintieron y fueron confirmadas por las Cámaras de Apelaciones”.

En contacto con La Radio, Corbacho dio a conocer que para acusar a Molina “han recurrido a un testimonio de un arrepentido de dudosísima reputación y entonces ahora empiezan a apretar gente. Con respecto a Pablo, él refutó el primer día en que fue detenido y volvió a ampliar su declaración el lunes pasado. No posee ningún bien, más allá de su sueldo. No le van a encontrar plata ni siquiera escondida. Ha trabajado honestamente siempre y por otro lado” reiteró y destaco el renombre que tiene él y toda su familia en la provincia del Chaco.

Corbacho adelantó, además que denunciará un hecho muy grave, que es la grabación sin consentimiento que realizaron los fiscales de Corrientes a la defensa de los acusados.

“han grabado subrepticiamente, abogados de las matriculas de Corrientes, en la Fiscalía, hablando sobre sus propios defendidos, sin consentimiento de los defensores.  Y después, eso lo usan para acusar a la gente y lo usan además editado y se lo dan al doctor Iglesia de la Procunar, que no va a ser ajeno a la denuncia”.

“Hay un audio que está  cortado y deja a salvo el buen nombre y honor del fiscal Ferrini y encima no están solamente los fiscales, hay una mujer, involucran a empelados de la Fiscalía” sentenció.

En efecto, la denuncia penal que presentará Corbacho será dirigida contra los fiscales Schaefer y Ferrini y contra el doctor Iglesias de la Procunar.

Cabe mencionar que Molina fue separado de su cargo de secretario del juzgado federal 1 de Corrientes, a cargo de Carlos Soto Dávila, y está sospechado de darles protección y favorecer a los narcotraficantes, delito del que también se presume cometía el propio juez Soto Dávila.