Unas 40.000 personas asaron 10.000 kilos de carne a la parrilla, superando el número de la Argentina que, en 2011, había hecho 9.160 kilogramos.

El sorprendente record ocurrió en la ciudad uruguaya de Minas, a unos 120 kilómetros al noreste de Montevideo, donde  40.000 personas trabajaron en conjunto para asar la increíble cifra de 16.510 kilos de carne para batir el récord Guinness del asado más grande del mundo.

Según medios locales, los parrilleros se reunieron en el parque Rodó y trabajaron durante toda la noche para deshuesar, pesar y colocar los cortes de más de cien vacas en las parrillas.

"Hay que vigilar la carne. Aunque cada uno tiene sus gustos, tiene que quedar bien hecha y con todo su sabor", precisó Wilson, unos de los parrilleros.

Luego de varias horas, la carne volvió a ser pesada, debido a la pérdida de grasa y líquido, y así se confirmó que alcanzaba los 10.141,72 kilos.

De esta forma, el récord fue corroborado, ya que sobrepasó al que había obtenido Argentina en 2011, con 9.160 kilogramos.

Una vez que el asado estuvo listo, se prepararon bandejas con 4.000 kilos de ensalada rusa, además del pan, y camionetas trasladaron la comida hasta la entrada del parque, donde cientos de personas aguardaban sus tan esperadas  porciones.

 

 


COMPARTIR