Los artículos se encontraban dentro de una bolsa que se enganchó en la línea del pescador.

Marcelo Díaz pretendía pescar dorado con señuelo en la zona de Ayuí pero en vez divisó una bolsa de plástico blanca que contenía 348 artículos, entre ellos 71 cadenitas, 45 anillos y 31 monedas de oro, informó el sitio El País.

"Era pesada y me doblaba la cañita", relató Díaz, quien pensó en un primer momento en la posibilidad de que se tratara de un botín escondido en las aguas del Uruguay. "Esto es peligroso. Esto es robado", se dijo el hombre al ver las monedas, cadenitas y alhajas de todo tipo que estaban dentro de la bolsa semi cubierta atada a lo que resultó ser un fusil Springfield de 1863.

Díaz, quien trabaja de albañil, entregó el botín a Prefectura de Salto. Los investigadores contaron 147 objetos de oro y una medalla de Peñarol campeón de Uruguay de 1968 que le fue entregada a una persona de apellido Quintana.

El abogado de Díaz aclaró que el fusil gatillaba y los objetos estaban en buen estado, con lo que no deben haber pasado mucho tiempo en el agua.

Fuente: Minuto1

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry