Un niño de 13 años mató accidentalmente de un disparo en la cabeza a un amigo adolescente de 16, cuando manipulaba una escopeta en una casa de la localidad misionera de Andresito.

Según los investigadores, el hecho ocurrió cerca de las 22 de este miércoles en una vivienda del paraje Deseado, en esa localidad del extremo norte de la provincia, y el niño quedó a disposición de la justicia de menores, que, en principio, ordenó que quede bajo resguardo judicial hasta que declare mañana.

Alertados por vecinos, efectivos de la comisaría de la Unidad Regional V llegó al lugar y constató la muerte de un adolescente identificado por las iniciales G.E.M..

Según fuentes policiales, la División Criminalística se encargó de preservar la escena y secuestró el arma utilizada, como así también trasladó al menor imputado.

La madre del niño de 13 años y cuidadora de la finca le dijo a la policía que su hijo se encontraba manipulando una escopeta en un dormitorio de la vivienda y que accidentalmente le habría efectuado un disparo en la cabeza a su amigo.

El Juzgado Correccional y de Menores de Eldorado intervino en la causa, dispuso ante los progenitores del autor del disparo la notificación de la causa por homicidio y que permanezca detenido hasta mañana, cuando deba prestar declaración indagatoria.

El cuerpo de la víctima fue entregado a sus padres para el velatorio y posterior inhumación.

Fuentes: Télam y Misiones Online.


COMPARTIR