Un estudio analiza cómo Internet impacta en el cerebro y “lo convierte en online”

La interacción diaria con la web ha modificado no sólo nuestros hábitos sino también los de nuestro cerebro, aseguran los investigadores que estudian este fenómeno.

161

La forma en que las personas prestan atención a múltiples focos, buscan datos en lugar de memorizarlos e interactúan con sus contactos en redes, forman parte del impacto de Internet en el cerebro y, según analizó un reciente estudio, lo convierten en “on line”.

¿Necesitamos las mismas capacidades cerebrales para tener ‘amigos’ en las redes que en el mundo físico?, ¿Internet nos está haciendo perder la memoria, o alterando la atención? es el enfoque del reciente estudio “The “online brain” (el “cerebro online”), elaborado por un equipo de investigadores de Western Sydney University, Harvard University y Oxford University, entre otras instituciones.

“Yo, por ejemplo, no puedo mirar un álbum de fotos con la rapidez con la que lo hace mi hija”, dijo a Télam el médico psiquiatra y psicoanalista Harry Campos-Cervera sobre el estudio de los científicos estadounidenses y agregó que Internet aporta “nuevas capacidades de absorber en simultáneo mucha información, hacer conexiones y luego sacar conclusiones”.

Los investigadores exploraron cómo las características únicas del mundo online pueden influir en la atención, los procesos de memoria y la cognición social.

A pesar de que el estudio concluyó en que “aún no se establecieron” los efectos a “largo plazo” de Internet en el cerebro se encontró “un apoyo emergente para varias hipótesis”, por ejemplo que para adultos mayores que experimentan deterioro cognitivo el entorno en línea puede proporcionar una nueva fuente de estimulación.