Mientras continúan las denuncias contra el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, los presidentes de los bloques de senadores y diputados de la UCR, Luis Naidenoff y Mario Negri, enviaron a la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, un pedido de “intervención urgente”.

El objetivo del reclamo es que se “constate la existencia de la vulneración de los derechos humanos de las personas aisladas en los centros de aislamiento” dispuestos en la provincia para combatir la pandemia de coronavirus.

No es el primer reclamo que realizan los dirigentes por la situación de los derechos humanos en Formosa. La semana pasada, Naidenoff y Negri presentaron una medida cautelar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el objetivo de revertir la situación de las personas que permanecen aisladas en centros dispuestos por el gobierno de Gildo Insfrán. Ahora, llevaron el reclamo ante una de las máximas autoridades de Naciones Unidas.

El pedido ante la ONU

La presentación de los dirigentes de la UCR, de siete páginas, detalla las distintas violaciones a los Derechos Humanos que padecerían los formoseños de parte del Estado provincial. “Estamos ante medidas de gobierno que no superan el test de razonabilidad exigido por la Constitución argentina y el derecho internacional”, explican Mario Negri y Luis Naidenoff en el texto.

Dichas medidas “impiden que las personas con síntomas leves de Covid-19 o asintomáticas, como así también los contactos estrechos de personas contagiadas, realicen el aislamiento en sus domicilios particulares, desoyendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias nacionales e internacionales”, agregan.

Los legisladores radicales sostienen que “esta situación genera temor y angustia en los habitantes de la provincia de Formosa que se resisten a ser llevados a centros de aislamiento que se asemejan, más que a un lugar de contención y cuidado, a un régimen carcelario, con condiciones de hacinamiento evidentes que generan innegables daños a la salud física y psíquica de los aislados, siendo una grave afrenta a la dignidad humana”, agregan.

El documento señala que “es por ello que venimos a solicitarle su intervención urgente a fin de constatar la existencia de la vulneración de los derechos humanos de las personas aisladas en los centros de aislamiento de la provincia de Formosa de la República Argentina”.

La situación de los derechos humanos en Formosa

Ante el creciente número de denuncias, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, anunció que viajará este miércoles 27 de enero a la provincia para constatar y garantizar el cumplimiento de los derechos humanos luego de las acusaciones de que en los centros de aislamiento se vive en condiciones “inhumanas”.

Los cuestionamientos a Formosa por las fuertes restricciones vienen desde hace varios meses. Primero con los varados fuera de la provincia que el Gobierno no dejaba entrar. En los últimos meses las denuncias apuntaron a las “condiciones inhumanas” en las que se vivía en los centros de aislamiento a los que el Gobierno provincial obligaba a ir a los casos positivos y a los contactos estrechos.

La organización Amnistía Internacional denunció que el gobierno de Insfrán obliga “a permanecer en los centros de aislamiento a personas con Covid-19 positivo (con síntomas leves o asintomáticas) con personas que no tienen COVID-19 , exponiéndolas al contagio”.

A los reclamos se sumaron casos que se fueron conociendo y viralizando con el correr de los meses. Los más emblemáticos fueron la muerte de un joven que se ahogó al intentar cruzar un río porque no lo dejaban entrar a la provincia para ver a su hijo. Y en las últimas horas, el caso de una mujer que perdió su embarazo en un centro de aislamiento por estrés, pese a que no tenía Covid-19.

PERFIL

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry