Un efectivo que gozaba de su día libre, atravesó las llamas para rescatar a la mujer de 72 años que gritaba por ayuda desde su casa prendida fuego.

Pasado el mediodía, un incendio se desató en la localidad de Tres Isletas. Una mujer de 73 años quedó atrapada entre las llamas que habrían nacido por culpa de una garrafa mal conectada.

Desde adentro y con el fuego cada vez más cerca, la mujer empezó a gritar por ayuda. El Cabo Primero Lucas Matías Arce, de la Policía del Chaco, estaba cerca y escuchó los gritos de auxilio, localizó de dónde provenían y atravesó las llamas para rescatar a la señora.

Después de eso llegaron los bomberos y los voluntarios y, ambas dotaciones, cortaron el suministro eléctrico y empezaron a sofocar las llamas. Terminaron el trabajo y no constataron heridos, aunque sí quedaron vestigios de las llamas en la casa.


COMPARTIR