Dando continuidad a los operativos de tránsito; el municipio de Resistencia a través de la Secretaría de Gobierno y la subsecretaría de Transporte, intensificaron los controles preventivos en diferentes puntos de la ciudad.

La medida se encuentra enmarcada en la Ley 7272 sancionada por la cámara de diputados de la provincia el chaco, donde establece un programa de concienciación vial denominado “Sin casco no hay combustible”. Las acciones y controles ejecutados por la Dirección de Tránsito, revelaron un positivo marco de motociclistas con casco reglamentario.

El 82% de motociclistas poseían el caso protector, tanto el acompañante como el conductor. Aquellos que no poseían su casco reglamentario, se les solicitaba que regresen para buscarlo.

La Ley Nacional de Tránsito obliga el uso del casco cuando se circula en motos. La obligatoriedad del uso tiene lógica en que dicho vehículo no posee carrocería alguna que sirva de contención en el caso de que choque y la sola pérdida de equilibrio puede significar dar la cabeza en el asfalto.


COMPARTIR